Inicio
EDITORIAL
FELICITACIÓN A LOK@S
EL BLOG DE ...
Lok@s
Liga Femenina
Fase de Ascenso
Liga Femenina 2A
Liga Femenina 2B
Euroliga
Copa de la Reina
Selecciones
Españolas en Europa
Campeonato Junior
WNBA



Disponemos del lok@ cuestionario de... Pincha aqui y lo verás

2007/04/19 MONTOYA DEJA EL ACIS
El equipo de baloncesto femenino ha conseguido en cuatro años ascender de categoría, disputar la Copa de la Reina y jugar en Europa. Ahora se enfrenta a un periodo de crisis
Quería dejarlo hace meses. En León, todo el mundo lo sabía. Lo sabían porque él no hacía más que decirlo. Agustín Montoya, presidente del Acis hasta ayer justo antes del medio día, presentó finalmente su renuncia. En su lugar, toma las riendas del equipo de baloncesto femenino de León el diputado de Deportes del PP Enrique Gil.

Montoya se trazó un plan a cinco años: conseguir el ascenso del Acis, disputar la Copa de la Reina en León y jugar en Europa. Lo logró en cuatro años. Bajo su presidencia, el equipo pasó de jugar en el patio del colegio (nació en las Agustinas) a hacerlo en las competiciones europeas. Un crecimiento relámpago que ha colocado al Acis en la élite del deporte nacional en un tiempo rércod. Tras esta metórica carrera, el equipo atraviesa ahora por una crisis, por un tiempo de incertidumbre. Agustín Montoya se va. El entrenador, Miguel Ángel Estrada, no tiene clara su continuidad. Y su principal patrocinador, la empresa leonesa que da nombre al equipo, atraviesa una delicada situación económica.

Pero nada de esto, asegura Montoya, ha influido en su decisión. «Estaba cansado», dice ayer por teléfono. Eso, y que había conseguido ya todo lo que se había propuesto. «Cumplí un ciclo. Se ha terminado», zanja con seguridad.

Pero no se va. No del todo. Aunque ni quiere seguir siendo presidente, ni ocupar cargo alguno en la directiva. «Se acabaron para mí las reuniones, los viajes, el estar fuera de casa siempre», dice. Sin embargo, seguirá vinculado al Acis, ayudando «en todo lo que quiera» a Enrique Gil, ya nuevo presidente.

«Pegaré la pancartas en el Pabellón si es necesario, como venía haciendo», ofrece. «Me comprometí a ayudarle (a Enrique Gil) y lo haré. Pero no quiero cargos», comenta.

Más de siete años «con las chicas», como él dice, cinco de ellos como presidente, le han bastado.

Se va además tranquilo. «He solucionado la cuestión económica y he cobrado (las subvenciones y ayudas) que estaban pendientes», recapitula. A eso estaba esperando para irse. Ayer lo logró y ayer se ha marchado.

En su lugar, deja a Gil, «un profundo conocedor del deporte en León y un amante del baloncesto». Así define Montoya a su sucesor. Y comenta, relajado y jocoso: «Le vendrá bien, ahora que se jubila».

Enrique Gil, un histórico del PP en León, no está en ninguna lista electoral para las municipales del 27 de mayo y tendrá que dejar su sillón de diputado provincial. Desde hace meses, su mentor político, el alcalde de León, Mario Amilivia, le buscaba una salida. Con él fue secretario provincial del PP, concejal de Deportes y, en las última eleciones muncipales, concejal en San Andrés y cabeza de lista por este municipio, el tercero de la provincia. De ahí, dio el salto a la Diputación, donde Javier García Prieto le encargó el área de Deportes. En los últimos dos meses se le postuló incluso para presidir la Cultural desde el sector más proclive a una intervención municipal directa en el club de fútbol leonés. La propuesta, capitaneada por el ex directivo Carlos García, no cuajó.

Cuenta Montoya que hace un tiempo, Gil le preguntó si se iba a ir. Y ahí cuajó la idea de que le diera el relevo. Así ha sido, de mútuo acuerdo.

Gil se hace cargo de un equipo líder en un momento muy delicado. O gana y lo mantiene a flote, o pierde y el Acis se hunde.

La era Montoya acabó ayer y ha dejado paso al tiempo de Enrique Gil. El juego sigue. Texto íntegro de la carta remitida ayer por Agustín Montoya en su despedida como presidente del Acis.

«Estimados amigos:

Hace cinco años tuve la suerte de entrar a formar parte del Club Baloncesto San José que, con varias denominaciones hasta llegar a la actual de Acis Incosa León, he presidido hasta el final de esta temporada.

Ha sido un periodo maravilloso en lo deportivo y en lo humano. El sueño que existía a mi llegada al club de ascender a Liga Femenina lo hemos cumplido con creces. El club no sólo es ya uno de los grandes de España, sino que su nombre es conocido en toda Europa. Un éxito que, evidentemente, no me atribuyo en solitario ya que habría sido imposible sin la labor del entrenador, Miguel Ángel Estrada; la entrega de todas y cada una de las jugadoras que han pasado por el club en estos años; el trabajo desinteresado de todos los directivos que me han acompañado en mi aventura; y, especialmente, sin el decidido apoyo de las instituciones y los patrocinadores que nos han respaldado a lo largo de este último lustro.

Hace un año, al final de la pasada temporada, anuncié mi abandono de la presidencia. Las peticiones de los patrocinadores me hicieron continuar un año más, pero entonces ya dejé muy claro que no seguiría al frente del club más allá del final de esta campaña. Motivos personales y profesionales me impiden dedicarle todo el tiempo que precisa un equipo que ha llegado a un nivel tan grande como el que ha alcanzado el nuestro.

Los rumores que han surgido en los últimos días, apuntando a mi posible continuidad como presidente del Acis Incosa León, que son absolutamente infundados, me obligan a hacer pública la ratificación de mi renuncia a la presidencia anunciada hace muchos meses.

En cualquier caso, mi salida del club no va a suponer ningún frenazo a la meteórica progresión del Acis Incosa León, un club con un presente espléndido y un futuro aún más prometedor que debe seguir creciendo con el trabajo de todos los que sigan ligados a él, de una u otra manera. En este caso apuesto sobre seguro al decir que el club dará un paso adelante porque quien me sucederá en la presidencia del Acis Incosa León será Enrique Gil, una persona de sobra conocida por todos, con un indiscutible amor y entrega por todo el deporte leonés y, especialmente, por el baloncesto.

Enrique Gil, que ha aceptado este reto con el cariño que siempre le ha puesto a todos los proyectos que ha emprendido, me ha pedido que siga colaborando con el club y yo he accedido porque siempre he dejado claro que mi salida de la presidencia no iba a suponer un obstáculo para mi sucesor. Si Enrique Gil cree que mi presencia en un segundo plano dentro de la directiva puede hacer la transición más llevadera, ahí estaré, para echar una mano a una persona que, desde la sombra, nos ayudó a conseguir y a llevar a buen puerto la organización de la Copa de la Reina y en muchas otras cuestiones, tanto deportivas como extradeportivas, y con quien estoy seguro que el Acis Incosa León dará otro salto de calidad. Quiero aprovechar este momento para dar las gracias a los medios de comunicación y a la afición leonesa por el cariño que siempre me han dispensado y, a la vez, para pedirles que el mismo trato que me han dado a mí también lo tenga Enrique Gil.

Con todo el afecto» Agustin Montoya Vergara Presidente
Susana Vergara Pedreira
diariodeleon.es
© 2005-2015 www.lokosxelbaloncestofemenino.com.
Todos los derechos reservados.