Inicio
EDITORIAL
FELICITACIÓN A LOK@S
EL BLOG DE ...
Lok@s
Liga Femenina
Fase de Ascenso
Liga Femenina 2A
Liga Femenina 2B
Euroliga
Copa de la Reina
Selecciones
Españolas en Europa
Campeonato Junior
WNBA



Disponemos del lok@ cuestionario de... Pincha aqui y lo verás

2007/01/20 OTRA REMONTADA PARA LA HISTORIA
Hondarribia-Irún certificó ayer la clasificación para los octavos de final de la Eurocup femenina al remontar los tres puntos de desventaja que una semana antes se había traído de Sofía. Para ello, las de Jon Txakartegi tuvieron que volver a remontar un partido que en el segundo cuarto pintaba muy mal, ya que llegó a ir perdiendo por 16 puntos, lo que colocaba a las guipuzcoanas a 19 del objetivo de la clasificación. Sin embargo, y como sucedió ante el Rivas la semana pasada ó ante el Barça en la Copa, las hondarribiarras fueron capaces de sobreponerse a las adversidades y darle la vuelta a un partido y a una eliminatoria que parecían perdidos.

Hondarribia-Irún salió algo distraído al partido y un dos más uno y un triple de Cirov dieron la primera ventaja al cuadro búlgaro (1-6). No obstante las locales reaccionaron y comandadas por la brasileña Iziane Castro endosaron un parcial de 11-0 que provocó que por primera vez las de Txakartegi fueran por delante en la eliminatoria (12-6), pero que Hondarribia-Irún no estaba metido en el partido se veía en su defensa, lo que unido al extraño arbitraje, sobre todo del holandés Van Slooten, provocó que las locales encajaran un parcial de 2-12 que permitió a las búlgaras llegar al final del primer cuarto con ventaja en el marcador (14-19). Mención especial para Cirov, autora de 13 tantos en este periodo.

El arranque del segundo cuarto no fue mucho mejor y el parcial de 2-12 se estiró hasta un 4-22 que ponía al CSKA de Sofía con una ventaja de diez puntos (16-26, m. 13). Ana Suárez, que tuvo que jugar muchos minutos como base debido a que Antoja no estaba recuperada al cien por cien, no daba con las claves para descifrar la defensa búlgara. Además, sólo Castro aportaba en ataque, ya que Page y Mujanovic bastante tenían con preocuparse de las decisiones de Van Slooten, que se cebó sobre todo con la norteamericana, que llegó al descanso con tres personales.

Con este panorama el partido y la eliminatoria siguieron cogiendo muy mala pinta para las locales, que tocaron fondo cuando a 1'45'' para el descanso se vieron 16 puntos abajo (25-41). Un tiempo muerto de Jon Txakartegi y dos canastas de Castro y Mujanovic permitieron al Hondarribia-Irún coger algo de aire antes del descanso. En las gradas, preocupación y enorme pitada hacia los colegiados.

Mayor intensidad defensiva

En la reanudación, se vio a otro Hondarribia-Irún, pero también otro arbitraje. Éste quizás más lógico, ya que tuvo cierto color local, algo habitual cuando se disputan este tipo de partidos. Tres canastas consecutivas de Castro, Hlede y Page pusieron a las guipuzcoanas a seis puntos (35-41). Boshkov, técnico del CSKA de Sofía, se vio obligado a pedir tiempo muerto para intentar frenar las salidas locales. La decisión tuvo su efecto y las búlgaras consiguieron contener el desatado ataque que lideró una espectacular Korie Hlede -19 puntos en la segunda parte-. Ana Suárez situó al hondarribia-Irún a cuatro puntos con apenas seis segundos para llegar al final del tercer cuarto. Un tiempo que fue suficiente para que Tanja Cirov cogiera el balón y desde ocho metros y en carrera anotara su tercer triple del partido, elevando a siete la renta visitante (46-53).

Había que remontar diez puntos si se quería estar en octavos y Hondarribia-Irún lo consiguió en un emotivo tramo final. Con Hlede como punta de lanza y con Page fajándose en el rebote, las locales se pusieron por primera vez por delante a 4'50'' para el final (63-62). El CSKA estaba ciego. La defensa de Hondarribia-Irún se convirtió en un muro infranqueable y así hasta cuatro ataques consumió el equipo equipo búlgaro para conseguir lanzar a canasta. Para colmo, ni tan siquiera en los tiros libres encontraron la solución las visitantes para impedir su eliminación.

Dos canastas consecutivas de Korie Hlede pusieron a Hondarribia-Irún con siete puntos de ventaja (69-62) con un minuto y medio por jugarse. El siguiente ataque Johnson sólo acertó con uno de sus tiros libres y tras fallar el Hondarribia-Irún su penúltima posesión, el CSKA disfrutó de un balón para con un triple forzar la prórroga. Cirov, su mejor jugadora ayer de largo, lo intentó, pero el balón se salió de dentro para alegría local. Hlede capturó el rebote, cedió el balón a Castro que en pleno delirio local y con la clasificación ya en el bolsillo puso el broche de oro anotando un triple desde nueve metros, provocando el estallido final y la locura en una afición entregada a su equipo.

elmundodeportivo.es

© 2005-2015 www.lokosxelbaloncestofemenino.com.
Todos los derechos reservados.