Inicio
EDITORIAL
FELICITACIÓN A LOK@S
EL BLOG DE ...
Lok@s
Liga Femenina
Fase de Ascenso
Liga Femenina 2A
Liga Femenina 2B
Euroliga
Copa de la Reina
Selecciones
Españolas en Europa
Campeonato Junior
WNBA



Disponemos del lok@ cuestionario de... Pincha aqui y lo verás

EL ACIS SUFI LEÓN, UN AUTÉNTICO EQUIPO DE PATIO DE COLEGIO

Si el Estudiantes puede presumir de ser un equipo de patio de colegio, como canturrea La Demencia, en la Liga Femenina esta temporada han aterrizado otras colegialas, el Acis Sufi de León, cuyo germen es el Colegio San José Agustinas. Con un proyecto ambicioso, el esfuerzo de un grupo de entusiastas y un técnico entregado a la causa, este pequeño colegio se ha quitado el cascarón escolar y ya navega entre los grandes del baloncesto femenino.

Su eclosión se ha producido en los últimos cuatro años, donde el ascenso ha sido imparable y casi consecutivo entre las diferentes categorías. Una de las que ha experimentado esta transformación ha sido la única leonesa de la plantilla, la base Sara Castrillo que aún se frota los ojos cuando se ve con las Valdemoro y compañía. "El cambio ha sido brutal. Antes éramos unas amigas que jugábamos para divertirnos poniendo incluso dinero de nuestro bolsillo y en cuatro años hemos pasado a cobrar por hacer lo que nos gusta".

Para ella, se ha cumplido el sueño de llegar a lo más alto y por eso prefiere no ponerse barreras. "¿Para qué? Ahora se trata de disfrutar y seguir creciendo todo lo posible, después de romper todas las barreras inimaginables cuando a los 14 años tenía que convencer a mis padres de que las zapatillas no eran tan caras". Siempre desde la humildad, como principal virtud que adorna al equipo, Sara puede mirar ahora desde arriba a sus compañeros del Baloncesto León a los que tantas veces viera en el pabellón cuando éstos estaban en la elite. "Es difícil cambiar la mentalidad de los aficionados y ellos siguen teniendo más público. El deporte femenino sigue siendo el patito feo y hay que tratar que cambie de una vez la mentalidad".

En esta misma tarea reivindicativa se encuentra el técnico Miguel Ángel Estrada. Él, junto con un pequeño grupo, dio forma a este Acis Sufi nacido del colegio en el que sigue dando clases. Ha ido quemando etapas hasta llegar con ‘su' equipo hasta lo más alto y por ello lo disfruta cuando, por ejemplo, repite hasta la saciedad uno de los dichos que más le gustan: "La única diferencia entre un litro de sudor de un jugador y una jugadora es que el de ella huele mejor". Estrada, un entusiasta del trabajo casi hasta rozar lo enfermizo cree que han de cambiarse muchas concepciones sobre el deporte femenino, "aunque las deportistas van ganando poco a poco en credibilidad ante la sociedad y en los últimos Juegos Olímpicos ya eran mayoría en la expedición española", señala.

El presupuesto limita
Tampoco el técnico leonés se fija metas, aunque reconozca que existe una "brecha enorme" entre los aspirantes al título y el resto de equipo que, como el Acis Sufi, se intentan abrir un hueco con mucho esfuerzo y escaso dinero: 420.000 euros de presupuesto, pese a duplicarlo tras el ascenso. Ha configurado una plantilla competitiva, con jugadoras de experiencia en la categoría como Mar Rovira o Estela Ferrer y mirando al Barcelona, donde ‘pescó' a Michelle Hendry. Una de las que presenta mejor palmarés, al menos a nivel de selección, es la australiana Joe Hill, que lograra la plata en Sidney y que llega avalada por su presencia en la Liga francesa. Hill reconocía su extrañeza por el ejemplo de un colegio llegado a club de elite, "porque en Australia es impensable algo así y la base está más separada de lo que son los clubes".

La plantilla del Acis Sufi, como la de una buena parte de equipos de la Liga Femenina, está plagada de jugadoras extranjeras. Para Estrada es algo lógico, "porque hay muchos deportistas que quieren venir a España. Lo que hay que cambiar es la concepción a la inversa". Desde la alemana Künh, pasando por la canadiense con pasaporte alemán Hendry, la australiana Hill o las tres últimas en incorporarse, la francesa Ardon, la belga Van Malderen y la americana Lewis.

Y eso que esta ‘mini-revolución' aún no ha surtido efecto, encajando las de Estrada siete derrotas consecutivas, que han encendido la luz de alarma, más si cabe cuando en esta jornada les visita el vigente campeón de la Copa de la Reina en un duelo de rivalidad, el Perfumerías Avenida de Salamanca y después de encajar la derrota más amplia de las últimas seis temporadas en la Liga, 110-47 en la pista del Barcelona.

Pago en ‘especies'
Aunque sea algo que quiera mantener casi esconder, el técnico Miguel Ángel Estrada puede ser de los pocos, sino el único, que entrenando en la elite de un deporte no percibe dinero alguno por esta función. Para él, dice, es "un ejercicio de coherencia" al sentir como propio el club que llevó desde un patio de colegio hasta lo más alto del baloncesto femenino. Pero lo cierto es que se siente incluso honrado que su directiva le premie a él y, por supuesto, al resto del equipo, con diferentes detalles que considera que compensan este ahorro del sueldo de entrenador de un primer equipo. "Se puede decir que sí me pagan, pero en ‘especies'. Me lo restituyen con otra serie de contraprestaciones de las que nos beneficiamos todo el equipo, como contar con una plantilla competitiva, unos viajes más cómodos, poder concentrarse en pretemporada o unos servicios médicos adecuados", sentencia con enorme orgullo el entrenador leonés.

Por FERNANDO PÉREZ SOTO · León (marca.es)  06/02/2005

© 2005-2015 www.lokosxelbaloncestofemenino.com.
Todos los derechos reservados.