Inicio
EDITORIAL
FELICITACIÓN A LOK@S
EL BLOG DE ...
Lok@s
Liga Femenina
Fase de Ascenso
Liga Femenina 2A
Liga Femenina 2B
Euroliga
Copa de la Reina
Selecciones
Españolas en Europa
Campeonato Junior
WNBA



Disponemos del lok@ cuestionario de... Pincha aqui y lo verás

2006/03/06 UCO 60 - CANOE 59: . Y EL TRIPLE DE Mª CARMEN RUIZ, SÍ ENTRÓ

Todas quieren abrazar a Mª Carmen Ruiz.   La Canasta de la vida, al menos para la UCO, y mientras hay vida hay esperanza. El club más laureado de todos los que nunca hayan jugado en Menéndez Pidal -3 ligas, 2 copas, y mucho más- tuvo que rendirse ante once estudiantes de la Universidad de Córdoba, las llamadas "guerreras amarillas", que disputaron un inolvidable e intenso choque de poder a poder contra una plantilla totalmente profesional, experimentada y de lujo como la del Thebas Canoe.

Cosas del baloncesto, hace quince días lamentábamos el triple final de Mau Garvey que se salió de dentro en Badajoz, y ahora celebramos la increíble canasta de tres puntos que la cordobesa de Fernan Nuñez, Mari Carmen Ruiz, anotó sobre la bocina, y que ninguno de los que estabamos allí, incluidos los pocos pero fieles espectadores y medios de comunicación, jamás olvidaremos. Son de esas "batallitas" que cuentas a tus nietos, esos finales que parecen reservados a producciones de Hollywood, pero que de pronto un día te toca vivirlas a ti. Ocurrió el milagro, el milagro del trabajo y su recompensa. El partido más crucial para la UCO lo sacó adelante con casta y orgullo. Canoe era mucho Canoe, que llegaba a Alta Velocidad a Córdoba buscando cortar su racha de resultados negativos y tras conjurarse toda la semana para apretar al máximo en defensa y no dejar escapar ningún partido más. Y eso que por ellas no fue, aunque no se tratase de un partido repleto de calidad sí tuvo una intensidad asombrosa, y la igualdad máxima presidió todo su desarrollo. La estadística oficial habla por si misma de esa igualdad total: la máxima ventaja fue de siete puntos para las visitantes y de cinco para la UCO, estuvieron 10 veces empatadas y hubo hasta quince cambios de ventaja.

De salida Canoe quería romper el choque, conseguía parar la salida universitaria pero tenía verdaderos problemas para anotar, aún así a mitad del primer cuarto cogía el mando 4-7 y pese a que las amarillas -en esta ocasión esa denominación fue para la UCO puesto que Canoe, como visitante vistió de azul- les apretaron, consiguiendo llegar al segundo cuarto mandando 11-13. Pelea en la pintura, con las parejas de baile, Marta García - Vega y Tapia - Andersson, echando chispas y también igualdad en las "pequeñas", Laura Villaescusa mandaba aunque Puustinen le iba a la zaga, y las aleros locales luchaban contra el alto ritmo característico de Laura García y el tiro exterior de Alicia Sánchez. La primera parte terminaba por fin con la UCO llevando por primera vez el mando, tras las dos mejores rachas anotadoras de cada equipo, pues un 0-8 de Canoe era contestado por un 6-0 local, para el 24-25, que tras el envite final cordobés dejaba al descanso un sabor agradable en el "paladar" de los aficionados y un 28-27 en el electrónico.

Pero quedaba más, lo mejor, para el segundo asalto. Los primeros cinco minutos no aclararon nada 34-33, bueno sí, que el final iba a ser de infarto. Y los siguientes prácticamente igual, 42-40 y cada uno a su banco, llegaba la hora de la verdad, el "cuarto cuarto". Máxima emoción, los nervios a flor de piel. Si a Canoe le iba mucho en el envite, para las "guerreras" no era menos. Tras nuevos cinco minutos las locales anotan 5 puntos por 4 de las visitantes, 47-44. La sensación de que la UCO podía llevarse el partido en cualquier momento flotaba en el ambiente, a falta de dos minutos gana de cinco, 55-50, pero Laura García y Alicia Sánchez no lo iban a permitir fácilmente. Un triple "de los de ganadora" de Alicia devuelve las tablas a falta de un minuto 55-55. Marta saca un falta en el poste bajo y anota dos tiros cruciales, culminando una gran actuación. Pero es el turno de Canoe, es decir de Laura García, y está dispuesta a ganar el partido. Con una de sus jugadas características pone otra vez el empate a 57, faltan 22 segundos, las locales se precipitan y Mª Carmen Ruiz deja una difícil bandeja saltando sobre Andersson que baila en el aro pero se niega a entrar. Bola para Laura García que vuelve al lugar de sus éxitos y encuentra el pie salvador de Caro Gavilán, falta personal con el bonus encendido, dos tiros libres y el reloj se para en cuatro segundos y cuatro décimas.

El partido parece visto para sentencia. Luis Requena pide tiempo y el último esfuerzo a las "guerreras" para intentar lo imposible, prepara un último ataque desesperado. Laura García anota con total frialdad, pese a la presión del público, sus dos tiros libres, 57-59, y entonces se produce el milagro, lo inexplicable, lo mágico, lo inolvidable. Carolina Gavilán saca de fondo, Villaescusa recibe, hasta 3 jugadoras de Canoe se abalanzan sobre ella, porque en teoría es la que se debe jugar esa bola, mira a Garvey, la otra especialista en el tiro lejano, pero la línea de pase está cubierta, decide lanzar en largo, hacia Mª Carmen Ruiz, que recibe y encara desde el triple como una exhalación, Marta García está sola bajo la canasta, Gisela Vega llega a poner su mano delante de Mª Carmen, pero ya está en el aire el balón del partido, la trayectoria es inmaculada, silencio en un segundo, se oye la bocina pero para entonces la pelota juguetea dentro de la canasta de Canoe. Todo el mundo se queda parado, una centésima de segundo tal vez, inapreciable, la calma que precede a la apoteosis amarilla, un confuso instante. La locura envuelve Menéndez Pidal, más talismán que nunca. Las "guerreras" corren por la pista buscando fundirse en una, lloran, gritan, se abrazan, saltan como posesas. Las de Canoe parecen no creer lo que han visto sus ojos, Puustinen se deja caer sobre la pista. La familia universitaria aplaude hasta más no poder en la grada. La realidad siempre termina superando a la ficción. 

La UCO un día ganó al todopoderoso Canoe, en el último segundo y con un triple de la cordobesa Mari Carmen Ruiz. No, no es un sueño, lo vivimos unos pocos afortunados, que nunca olvidaremos que en una lluviosa tarde de marzo, en el Menéndez Pidal, el baloncesto se volvió magia en 4 segundos y 4 décimas. 


Club Deportivo UCO
"Jugamos para Mejorar"'

© 2005-2015 www.lokosxelbaloncestofemenino.com.
Todos los derechos reservados.