Inicio
EDITORIAL
FELICITACIÓN A LOK@S
EL BLOG DE ...
Lok@s
Liga Femenina
Fase de Ascenso
Liga Femenina 2A
Liga Femenina 2B
Euroliga
Copa de la Reina
Selecciones
Españolas en Europa
Campeonato Junior
WNBA



Disponemos del lok@ cuestionario de... Pincha aqui y lo verás

UNA REINA EN PRIMERA PERSONA

La MVP de la pasada Copa de la Reina 2006 publica en la web www.encancha.com un relato emocionado y en primera persona de lo que para Laura Camps fue y supuso la XLIV edición del torneo del K.O. que tuvo lugar en León.

Mi experiencia de esta Copa de la Reina empezó con miedo. Me sentía con la obligación de ganar el primer partido como fuera. Cualquier otro resultado sería un fracaso. Supongo que esto es lo que llaman presión.

Una presión que venía inconscientemente de manos de unos 3.500 aficionados (por poner un número) que creían en nosotras y en poder repetir un título histórico como el que conseguimos el año pasado.

Delante íbamos a tener a un clásico de la liga española cargado de experiencia como era el Gran Canaria. Un rival que ya nos había puesto nuestra primera derrota en el casillero en la liga regular. Por suerte no se repitió ese resultado y nos metimos en semis. Durante los cuarenta minutos que duró el partido, se asomó un Avenida distinto, un Avenida serio, sereno y compacto.

En el segundo día de competición, mis emociones habían cambiado un poco. Mantenía una pizca de ese miedo, aunque me empezaba a invadir una ilusión reprimida con sólo pensar que podíamos volver a colarnos en la final.

Una vez más, el partido se antojaba difícil pero no imposible. Hondarribia era mucho rival, pero entre nosotras sabíamos que si conseguíamos sacar al mismo Avenida que en cuartos tendríamos opciones de conseguir el pase. Esa serenidad y calma nos acompañó una vez más durante todo el partido y nos condujo por segundo año consecutivo (en mi caso, y tercero para el club) a la final de la Copa de la Reina.

Ya estábamos en la final. Los nervios y los miedos me habían desaparecido, ya sólo quedaba ilusión y muchas ganas de ganar y poder volver a traer la Copa a casa. No mostramos un juego espectacular pero sí efectivo. Con la victoria consolidamos a un equipo que durante la liga regular había suscitado dudas por su irregularidad.

La alegría era máxima. Creo que todos teníamos la ilusión de poder llegar ahí, pero nadie pensaba que realmente podríamos conseguirlo. Habíamos ganado a un gran Ros que no dio su brazo a torcer en ningún momento. De repente en medio de la celebración y de entrevistas, noto que alguien me tira del brazo y me dice: "Ven conmigo que vas a ser nombrada MVP". "Yo no", me decía a misma, "no puede ser".

En aquellos momentos no me podía creer lo que me estaba pasando. Me sentí recompensada por todo el trabajo que he hecho a lo largo de mi carrera. Me puse a llorar como un niño, no podía hacer otra cosa, eso era demasiado grande para mí.

Recibí el galardón entre risas y lágrimas y con el público de Salamanca vitoreando mi nombre. Y ya que menciono al público, destacar la marea de gente que se desplazó desde Salamanca. ¡¡Qué afición!! Los tuvimos apoyándonos durante toda la Copa, pero como en la final... Si merecía la pena ganar ese partido en parte era por ellos. Les debemos parte de lo que somos y de lo que hemos conseguido.

Gracias por todo.
Laura Camps

En Cancha

© 2005-2015 www.lokosxelbaloncestofemenino.com.
Todos los derechos reservados.