Inicio
EDITORIAL
FELICITACIÓN A LOK@S
EL BLOG DE ...
Lok@s
Liga Femenina
Fase de Ascenso
Liga Femenina 2A
Liga Femenina 2B
Euroliga
Copa de la Reina
Selecciones
Españolas en Europa
Campeonato Junior
WNBA



Disponemos del lok@ cuestionario de... Pincha aqui y lo verás

2013/03/28 UNA COPA PARA SOÑAR CON LA LIGA
No me acostumbro a ganar copas". La frase de la escolta Anna Cruz resume la trayectoria del Rivas Ecópolis, un equipo que, con sólo nueve temporadas en la máxima categoría del baloncesto femenino español, acaba de conquistar su segunda Copa de la Reina. La primera la alzó en 2011 en Valencia, contra todo pronóstico. La reciente, el pasado 10 de marzo en Zamora, confirmando las expectativas de favorito: se impuso en semifinales al Girona (71-48) y en la final al Perfumerías Salamanca (83-62), un club que con 25 años de historia sólo ha ganado una copa más que las ripenses (y dos ligas).


Cuatro de las jugadoras actuales ya se proclamaron reinas de España hace dos años en la capital del Turia: la mencionada Cruz, la pívot Laura Nicholls, la alero Vega Gimeno [lesionada en esta edición] y la capitana Clara Bermejo. Esta última, madrileña que a sus 32 años cumple su quinta temporada, asegura que ambos títulos son "especiales".

"El de hace dos años fue muy bonito porque se trataba del primero para el club y el primero que yo ganaba con un equipo madrileño
[acaparó copa y liga con Perfumerías en 2006]. En 2011 íbamos a Valencia de cenicientas. Aquella copa me hizo mucha ilusión, claro, pero ésta todavía más porque realmente cada jugadora y cada miembro del cuerpo técnico pueden sentirse partícipes de ella", explica .

Se refiere la base al protagonismo coral de una plantilla rejuvenecida y más larga que la de la pasada campaña. La marcha de veteranas que aportaban aplomo, calidad y experiencia (Elisa Aguilar y la Ashja Jones, principalmente) se ha suplido con la voracidad y fortaleza física de una plantilla joven pero más inexperta. Y la apuesta, de momento, funciona: el Rivas Ecópolis ha finalizado primero la fase regular liguera y en su vitrina habita un trofeo nuevo.

Miguel Méndez, el técnico gallego desde 2011 y que en 2001 ya se adjudicó liga y copa con el Celta de Vigo, lo tiene claro: "Al principio de temporada pensamos que el nuestro era un equipo joven con hambre y ambición, que pelearía cada partido, pero que podría tener problemas en enfrentamientos grandes como los play off de Euroliga [y así pasó: el Rivas cayó en cuartos contra el Familia Schio en Italia en el tercer partido y tras prórroga]".

Tanto el entrenador como la directiva sabían que esa apuesta implicaba riesgos. Dos de las extranjeras con las que principió la temporada, las pívot Aneika Henry (Jamiaca) y Ziomara Morrison (Chile), nunca habían disputado, por ejemplo, una Copa de la Reina. Y la sudamericana venía de segunda división. Pero, en cambio, se apostaba por "mantener la regularidad en liga" y tener más banquillo para "pelear contra las lesiones y enfermedades" que tanto acosaron al club un año antes [Amaya Valdemoro, Sliskovic o Clara Bermejo]. "La juventud, en ese sentido, manda", sentencia Méndez. Y pasado el ecuador del calendario, "las jugadoras, efectivamente, han estado hambrientas y hemos disfrutado de más fondo de armario".

Tanto apetito y regularidad se han evidenciado, y tan solvente ha sido el equipo en Zamora que se sitúa, ahora mismo, como primer aspirante a la liga. La capitana lo sabe y asume el reto: "Tenemos que ser ambiciosas. Con la copa hemos demostrado a todo el mundo, y a nosotras mismas, que se puede ganar la liga. Pero es de vital importancia mantener los pies en el suelo. No podemos olvidarnos del trabajo que hay detrás de todo esto. El partido del domingo [10 de marzo] nos da la copa, no nos da la liga".

"¿La afición pide la liga? Es lógico, somos deportistas. Yo también me la exijo", tercia el presidente de la entidad, José Luis Pérez Cereceda. El Rivas tendrá el factor cancha a favor tanto en la semifinal [contra el ganador de la eliminatoria que disputen el cuarto y quinto de la fase regular] y en la final, si se pasa.

"Si nos dejamos los nervios en el vestuario y las jugadoras salen a divertirse, atesoramos la calidad suficiente para ganar. Pero Salamanca [segundo en la fase regular y con plaza asegurada en semifinales] y Girona [tercero que deberá ganarse el pasaporte en un play off contra el sexto] pueden competir a nuestro nivel", comenta Pérez Cereceda, que se estrenó en el cargo hace tres años, cuando el equipo dejó la disciplina del club Covibar para integrarse en uno exclusivamente femenino de nuevo cuño: el Basket Rivas.

Cauto también se muestra el entrenador: "El equipo llega bien al tramo final de temporada. Pero este título no es extrapolable a la liga, donde vamos a tener que jugar un play off de semifinal precedido en nuestro caso por un parón de 15 días [el primero y segundo de la fase regular pasan directamente a semifinales y deben esperar a que el tercer, cuarto, quinto y sexto resuelvan sus cruces al mejor de tres partidos]". "La copa", insiste Méndez, "es una competición diferente. Depende mucho del momento en el que llegan los equipos. Si la hubiéramos jugado en enero, cuando teníamos muchos problemas [lesiones y enfermedades], no hubiésemos estado al mismo nivel".

Pero se jugó en marzo, y sus jugadoras, con ese brío joven por el que se apostó a principio de temporada, cumplieron. "Fuimos a ganar la copa. Sabíamos que teníamos posibilidades. Ninguna hicimos la maleta pensando en volvernos sin ella. No habría sido un fracaso, pero sí una decepción", revela la capitana. El entrenador, en el vestuario zamorano, consciente de esa avidez, animó a sus pupilas y las retó: "Las finales no sólo están para jugarlas y disfrutarlas, también están para ganarlas".



A POR LA LIGA

Visto lo visto, la pregunta surge rápidamente. ¿No llevarse la liga sería una decepción? Anna Cruz, a quien a principio de temporada Méndez definió como la mejor jugadora española de la liga, responde: "Perder siempre supone una decepción. Hay que ir a por ella. No diría que somos favoritas, pero sí que podemos luchar por ese título. Vamos a darlo todo. Por nosotras no va a quedar. Saldremos al cien por cien".

La volatilización del Ros Casares Valencia, el gran dominador de la canasta española en la última década con ocho ligas y siete copas desde 2001, ha despejado el camino a Rivas y Perfumerías [campeón liguero en 2006 y 2011 y de copa en 2005 y 2006]. El cuadro mediterráneo se erigía como el ultrarrico del parqué ibérico: "Barría con el talonario", recuerda el presidente. Con su ausencia, salmantinas y ripenses están llamadas a disputarse los títulos. Y el conjunto madrileño sabe que nunca ha oteado tan de cerca como ahora la cumbre liguera: "Sin menospreciar a nadie, es el momento de decir que podemos ganar", corrobora Pérez Cereceda.


¿EL MEJOR EQUIPO DE ESPAÑA?

Cuando se interpela al entrenador si Rivas es, por fin, el mejor equipo de España, atempera ánimos: "Hay varios clubes que están muy bien. El Perfumerías es un equipazo que ha tenido hasta 17 jugadoras esta temporada, ha cambiado de entrenador y está buscando la forma de mejorar. Tiene soluciones para todas las posiciones. Por ganarles el partido de copa, no se modifica el estatus". En los dos enfrentamientos ligueros, ambos conjuntos se ganaron mutuamente a domicilio: el Rivas en Salamanca por 72-74 un ya lejano octubre de 2012 y el Perfumerías en el Cerro del Telégrafo por 63-74 en enero.

El tercero en discordia, el Girona que dirige Anna Caula, "es un equipo con menos rotación, pero con seis jugadoras de un nivel altísimo. Y, si el partido va al ritmo que ellas quieren, son aspirantes a jugar la final", advierte el técnico vigués. "Lo de Zamora es un golpe en la mesa. Salamanca se ha dado cuenta de que estamos aquí, que somos un equipo serio y les vamos a poner las cosas difíciles", se enorgullece Clara Bermejo. Pero, a veces, un animal herido se manifiesta como el más peligroso: "En el próximo enfrentamiento con Perfumerías, ellas saldrán con más ganas que nunca y querrán vengar esta derrota".

Para ese hipotético choque, el fondo de armario puede resultar clave. Los terceros tiempos jugados en Zamora demuestran la profundidad y versatilidad del banquillo ripense. Fue a la reanudación del descanso cuando el Rivas soltó el zarpazo que le distanció de sus rivales en el marcador. "Somos un equipo que hace muy largos los partidos para el contrario. Ponemos el listón de la intensidad muy alto", reconoce Méndez. La pívot jamaicana Aneika Henry fue designada jugadora más valiosa del torneo [con una media de 11,5 puntos y nueve rebotes]. Pero como señala el técnico, "si en lugar de a Henry hubieran elegido a Cruz, Kurasova, Vadja o Bermejo, nadie se hubiera sorprendido".

La importancia de la colectividad la resume en dos frases: "En las estadísticas de liga, ninguna jugadora nuestra despunta en los ranking individuales. Pero somos el equipo que sólo ha perdido un partido, el líder claro de la competición". El entrenador cree que la clave pasa por repartir "opciones, minutos y responsabilidades. El grupo está por encima de cualquier cosa. Y eso es algo de lo que estamos convencidos todos". Es el protagonismo coral al que aludía la capitana Bermejo al principio del reportaje.

Pase lo que pase a partir de ahora, el club ya ha cumplido uno de los dos objetivos marcados al inicio del curso: jugar las finales de copa y liga. En el primer caso, cumplido y superado: se disputó la final y se venció. Pero Méndez, aunque siempre prudente, se reclama más: "No hemos salvado la temporada. Lo importante viene ahora. Hay que saber aprovechar el momento porque tenemos una plantilla larga". Y receta: "Máxima humildad para la máxima ambición".

LA AFICIÓN

Quien también está disfrutando es la afición. A pesar de la crisis y el esfuerzo ecnómico que supuso, alrededor de 200 seguidores viajaron hasta Zamora. Saben que el rendimiento de las jugadoras invita a imaginarse lo mejor. Y si de algo pueden estar satisfechos es de las alegrías que encadena su equipo temporada tras temporada desde que se creó el nuevo club, el Basket Rivas que cobija ahora al equipo. En 2011, primer título de copa. 2012: final de Euroliga. 2013: segundo título copero y máximas aspiraciones en liga.

Del primer trofeo se hizo técnicamente responsable Javier Fort, que luego fichó por el Lotos Gdynia polaco. De los otros dos, su sutituto Méndez, un técnico experimentado de 45 años al que la Federación Española encarga habitualmente la dirección de las categorías inferiores de la selección nacional y que se quita protagonismo cuando se le dice que en cada uno de estos dos años le ha dado algo nuevo a la entidad: una final de Euroliga y el título ahora conseguido. "Yo diría que es el club el que me ha dado la oportunidad de disfrutar de esta copa, pelear por más la liga y llegar el año pasado a una final de Euroliga que ya veremos si vuelvo a disputar otra vez en mi vida", advierte.

Y reparte méritos: "Lo más importante es el club, el proyecto, la junta directiva, los aficionados y la ciudad. Jugadoras y entrenadores estaremos y pasaremos. Pero lo sustancial es mantener la idiosincrasia de una entidad muy ligada a la ciudad". Esa seña de identidad ha convertido al Rivas Ecópolis en el estandarte deportivo de la localidad.

POR EUROPA

"Para el Ayuntamiento es un orgullo que sea un equipo femenino el que pasea el nombre de Rivas por España y Europa", señala la concejala de Deportes, Yaiza García, que añade: "Tiene mucho mérito que un club de un municipio mediano como Rivas [79.000 habitantes] esté peleando todos estos años con capitales de provincia y ciudades referentes en la geografía nacional como Valencia, Zaragoza, Salamanca, Girona, Gran Canaria o Burgos".

El club cuenta actualmente con diez equipos en categorías inferiores: un júnior, dos cadetes, dos infantiles, tres alevines y dos benjamines. Y es el único exclusivamente femenino de Madrid. En la capital no hay otro senior que pelee en la máxima categoría nacional. Otros históricos como Estudiantes y Canoe viven horas bajas.

"Somos el único equipo femenino potente a 300 kilómetros a la redonda", dice el presidente. "Nuestro trabajo se basa en la fortaleza del grupo. No podemos competir económicamente con ciertos equipos europeos. Algunas jugadoras han tenido ofertas mejores que la nuestra. Pero se quedan aquí porque están a gusto". Pues más gusto sentirán si se gana la Liga. La respuesta, en mayo

Nacho Abad
rivasciudad.es
© 2005-2015 www.lokosxelbaloncestofemenino.com.
Todos los derechos reservados.