Inicio
EDITORIAL
FELICITACIÓN A LOK@S
EL BLOG DE ...
Lok@s
Liga Femenina
Fase de Ascenso
Liga Femenina 2A
Liga Femenina 2B
Euroliga
Copa de la Reina
Selecciones
Españolas en Europa
Campeonato Junior
WNBA



Disponemos del lok@ cuestionario de... Pincha aqui y lo verás

2012/07/24 UNA CIUDAD MÁS POBRE
En unas horas, en unos días a lo sumo, puede producirse una de las grandes tragedias del deporte de esta ciudad. El Bosco se muere y quienes tienen su salvación en la mano parecen vivir ajenos a un drama que está a punto de llevarse por delante al club que más títulos le ha dado a la ciudad. Hoy expira el plazo dado por la Federación Española de Baloncesto para que los equipos se inscriban y en cualquier momento la puerta se cerrará para un equipo que vive pendiente de que el Concello cumpla con sus compromisos.

El Bosco significa mucho para Vigo aunque haya algunos a los que parece que cuesta entenderlo. En el patrimonio de la ciudad, en su historia, también figuran los llenos gloriosos de los domingos por la mañana en As Travesas donde cualquier espacio valía para sentarse; la luz que se filtraba por las cristalera del Central; una bandeja de Susana García; una suspensión de Marisol Paíno; la enorme colección de títulos; las resurrecciones y cada uno de los miles de partidos que su primer equipo y sus categorías inferiores han disputado defendiendo el nombre de Vigo. Siempre con orgullo, con honor, con respeto. Esa ha sido su forma de hacer ciudad desde el nacimiento de la institución. No todo el mundo puede decir lo mismo que ellos.

El Bosco -el Celta, si lo prefieren- ha sido siempre un ejemplo de gestión en un mundo donde por desgracia abundan los chapuceros. Hace años, una jugadora me reconocía la admiración que lejos de Galicia sentían hacia quienes vestían su camiseta. "Que suerte tienes" fue la frase que más le repitieron en su tierra el día que se confirmó su fichaje. A nadie escapa cuál ha sido siempre la forma de actuar de este equipo que ha tenido en el mimo a la base su razón de ser. Estos días se discute el futuro de la primera plantilla, pero lo que realmente encierra esta historia es el desesperado intento por salvar la infinita factoría de jugadoras que ha sido su cantera. El pasado viernes el club se reunió con los padres de las niñas para reconocerles que la defunción está cerca. Sin las ayudas que se conceden a los clubes de élite es inviable mantener abierta su escuela de baloncesto, que también lo es de vida. No hubiera estado mal que el concejal de Deportes se pasase por allí. No a hablar ni dar explicaciones, sino a escuchar. Lo que piensan y sienten técnicos, padres y percibir lo que supone ese trago angustioso al que se enfrentan de mirar a los ojos de las crías y decirles que todo se acabó.

Por poca gente uno siente más admiración que por Paco Araújo y su equipo. Gente acostumbrada a sobrevivir. Hace doce años la trágica muerte en la carretera de Gómez Carballo y Camilo Pérez les obligó a dar un paso al frente y coger las riendas de un club que ya había sufrido una refundación. En aquellos días de dolor y dudas adquirieron un compromiso al que se han mantenido fieles. No dieron un solo paso en falso, construyeron un sólido proyecto siempre con la vista puesta en la cantera al que la falta de ayudas condena a su desaparición. Uno de sus grandes patrimonios ha sido cumplir siempre con sus compromisos y su palabra. Cuando hace un año se planteaban el futuro del equipo recibieron una serie de promesas por parte del Concello. Solo así decidieron seguir una temporada más. Lo hicieron con sentido y contención, como todo desde su existencia. Construyeron un equipo repleto de jugadoras criadas en su casa, con la media de edad más baja de categoría, y se ganaron en la pista el derecho a competir con los grandes del baloncesto nacional. El suyo fue todo un ejemplo. Ahora piden únicamente que se cumpla con las cantidades y plazos comprometidos hace un año para mantener con vida el equipo. Nada más. Lo que no puede ser es que un emblema de la ciudad esté cerca de desaparecer y la reacción de algunos políticos es la misma que sentirían ante el cierre de una cafetería.

Juan Carlos Álvarez
farodevigo.es

© 2005-2015 www.lokosxelbaloncestofemenino.com.
Todos los derechos reservados.