Inicio
EDITORIAL
FELICITACIÓN A LOK@S
EL BLOG DE ...
Lok@s
Liga Femenina
Fase de Ascenso
Liga Femenina 2A
Liga Femenina 2B
Euroliga
Copa de la Reina
Selecciones
Españolas en Europa
Campeonato Junior
WNBA



Disponemos del lok@ cuestionario de... Pincha aqui y lo verás

2012/01/10 EL "DÍA TONTO" DEL CELTA

ImageLa competición no concede ni una mínima tregua para llorar las derrotas, por muy abultadas que sean. Es necesario enterrar las heridas y seguir luchando porque el calendario aprieta y la lucha por la salvación no concede tiempo para las lamentaciones. Tanto el Iveco, que perdió en Gernika por 37-0, como el Celta femenino, que cayó por 92-52 en Girona, tratan de hacer borrón y cuenta nueva para que estos dos nefastos partidos no les pasen factura.


Lo que no te mata, te hace más fuerte. La premura de la competición no permite a los equipos a pararse a lamerse las heridas, por muy doloroso que sea el tropiezo. Es el caso del Iveco de rugby, que cayó por un abultado e inesperado 37-0 en su visita al Gernika, y también el del Celta femenino de baloncesto, que encajó una paliza de cuarenta puntos de diferencia en la cancha del Girona (92-52).

En ambos casos, tanto David Monreal, técnico del Iveco, como Carlos Colinas, entrenador del Celta de baloncesto, tratan de que sus equipos olviden cuanto antes lo sucedido para que estas decepciones no influyan demasiado en los próximos encuentros. "La derrota fue dolorosa porque fue el peor partido que hemos jugado esta temporada. Todos los equipos tienen un partido tonto en el que no les sale nada y el de ayer -por el domingo- fue el nuestro", dice Monreal.

El mensaje de Carlos Colinas es similar. "No es fácil asumir un resultado así. La experiencia nos dice que las derrotas tan abultadas duelen mucho, pero hay que hacer la lectura que hay que hacer. Lo que no puedes es dedicar mucho tiempo a pensar en la paliza que te acaban de dar. Hay que pensar que la liga continúa. Perder de 40 no le gusta a nadie, pero hay que tener en cuenta de que se dieron unas circunstancias muy especiales", analiza.

Lejos de buscar excusas, ambos técnicos son conscientes de que ambos marcadores no hacen del todo justicia a lo que se pudo ver en el campo. En el caso del Iveco, Monreal asegura que el barro del campo del Gernika era impracticable. "Era un barro fangoso y los jugadores no se podían ni mover. El Gernika está acostumbrado a ese campo y nosotros no nos supimos adaptar al terreno de juego", explica. En su lectura, Monreal reconoce que "esperaba que un partido poco más igualado, pero la segunda parte estuvo condicionada por la expulsión de Gonzalo y no supimos reaccionar", reconoce.

En el caso de Colinas, a las lesiones en el tercer periodo de Marina Delgado, Dantas y Kooij se unió la motivación del Girona, que luchaba por una plaza para la Copa de la Reina. "Tenían que ganar por la mayor diferencia posible y salieron desde el inicio a jugar y a ganar con una gran ambición", reconoce. "Nosotros no ayudamos nada con el inicio de partido, sin la tensión necesaria y sin el nivel adecuado, con lo que el partido, al descanso estaba en unos 20 puntos de diferencia ya". Un lastre imposible de superar. "Remontar un partido con esta desventaja es muy difícil. Intentamos rehacernos en la segunda parte, pero las lesiones de Damiris, Kooij (ambas pendientes de evolución) y Marina Delgado (leve) fueron decisivas".

Pero no hay tiempo de lamerse las heridas. "La peor parte fue el viaje de regreso, pero no puedes dedicar mucho tiempo a lamentarte por una derrota ante la que ya nada puedes hacer", dice Colinas. Monreal coincide: "Lamentarse ya no sirve de mucho".

M. González
farodevigo.es


© 2005-2015 www.lokosxelbaloncestofemenino.com.
Todos los derechos reservados.