Inicio
EDITORIAL
FELICITACIÓN A LOK@S
EL BLOG DE ...
Lok@s
Liga Femenina
Fase de Ascenso
Liga Femenina 2A
Liga Femenina 2B
Euroliga
Copa de la Reina
Selecciones
Españolas en Europa
Campeonato Junior
WNBA



Disponemos del lok@ cuestionario de... Pincha aqui y lo verás

2011/11/01 DIVINA ADOLESCENCIA
Marta Canella y Cristina Loureiro cumplieron el sábado su sueño: debutar en la élite del baloncesto femenino nacional. Con dieciséis y diecisiete años, las dos jugadoras del Celta femenino dieron un paso que ellas mismas describen como prematuro, aunque reconocen que les ha animado a trabajar con más ganas para que la historia se vuelva a repetir. El equipo céltico reforzó el trabajo con la cantera para conseguir que jugadoras de Vigo lleguen al primer equipo. Marta y Cristina son las primeras elegidas

Carlos Colinas, entrenador del Celta, afirmaba a la conclusión del encuentro del sábado ante el Zaragoza que la participación de Marta Canella y Cristina Loureiro en el partido "era consecuencia" de su planteamiento". Marta reconocía: "La lesión de Marina (Delgado) nos dejaba con una sola base, aunque Sara podría ejercer también ese puesto. Era un partido complicado, ya que el Mann Filter era un buen rival. En cierto modo esperaba jugar, aunque quizás no entrar tan pronto como ocurrió. Me pilló de sorpresa". La misma sensación que experimentó Cristina: "Al principio siempre te tiemblan un poco las piernas. Hay que intentar disimularlo lo mejor posible y hacer lo que sabes hacer, que es por lo que entrenas cada día".

Debutar en la Liga Femenina no se le ha subido a la cabeza a estas dos jugadoras. Marta apunta: "El día después estábamos felices. Siempre quisimos que llegara ese día desde que empezamos a jugar al baloncesto, aunque posiblemente haya llegado un poco pronto para nosotras". Cristina se mostraba también ilusionada ante "una oportunidad que hay que aprovechar. Debemos seguir trabajando como si fuese la primera vez y con la misma ilusión de siempre".

La derrota ante el Mann Filter enturbió, en cierto modo, el debut de las dos jóvenes jugadoras viguesas. "No esperábamos estar ahí todo el partido", indicó Marta. "Lo llevamos bien pero al final en ataque nos quedamos quietas, no conseguimos meter y al fallar en defensa el resultado fue más de lo que parece". Cristina salió en los minutos finales, después de "estar sufriendo en el banquillo. Plantarle cara a un equipo tan bueno como el Mann Filter no es fácil. Supimos competir, estar ahí, aunque desde el banquillo se ven las cosas mucho mejor ya que escuchas al entrenador corregir los fallos. A pesar de perder el encuentro de veinte, tanto el entrenador como nosotras nos fuimos con muy buenas sensaciones".



Competir y pasarlo bien


La derrota del sábado no afectó anímicamente a la plantilla. "Competimos e hicimos lo que sabíamos hacer", cree Cristina. "Lo pasamos bien y eso es lo que nos exige Carlos, que compitamos y nos esforcemos al máximo. Eso lo estamos consiguiendo". "Si lo hiciste bien, te esforzaste al máximo, hiciste lo que pudiste y el equipo estuvo unido, el resultado es lo de menos", concluye Cristina.

Para Marta, "las ausencias de tres jugadoras importantes (Delgado, Traore, Vucucevic) nos hicieron mucho daño, pero estuvimos ahí. Si llegamos a estar todas la cosa posiblemente hubiera cambiado". Cristina es más rotunda: "Cuando estemos todas al completo, que tiemblen los equipos de arriba".

Ni Marta ni Cristina podían imaginarse en verano el papel que tendrían en la plantilla. "El equipo era corto, y nos dijeron que contaban con nosotras como jugadoras once y doce, pero tampoco nos esperábamos estar entrenando todos los días con ellas. Eso es muy bueno", indican. Cristina piensa que "es un halago que te digan que puedes entrenar con el primer equipo y permanecer en la plantilla. Una vez que estás dentro tienes que entrenar y trabajar como una más".

Las adolescentes tienen un trabajo extra, ya que además de los entrenamientos con el primer equipo deben proseguir sus estudios y adiestrarse también con el equipo junior, que aspira a meterse en la fase final del Campeonato de España. "Lo de estudiar está ahí", prosigue Marta, "pero lo llevamos bien. Con nuestras compañeras del equipo junior es perfecto, ya que llevamos jugando juntas toda la vida. No es nada diferente". Cristina piensa que "es un privilegio estar en dos equipos".
A la hora de hablar del futuro, Cristina tiene claro "que vivimos el día a día y en cada entrenamiento atendemos a lo que nos dice Carlos. Mejoramos y aprendemos mucho". Marta confirma: "Tenemos metas muy lejanas ya que tenemos que ir día a día".

Sobre la marcha del Celta femenino en la competición, Marta es de las que opinan que "hay mucha igualdad en el grupo de la zona de abajo. Muchos partidos se van a resolver por un margen muy pequeño. Es importante saber llevarlo. El primer partido estuvo igualado y se nos fue al final. Luego ganamos en Ibiza un partido también complicado". Para Cristina, "la juventud nos da una creatividad que a los aficionados les gusta. Como nos estamos dejando las narices en los entrenamientos, la gente está encantada, y Carlos también".

La juventud de Marta y Cristina no les hace temer el difícil desplazamiento de este fin de semana a Las Palmas para medirse al Gran Canaria. "Ellas están bien ahora pero creo que le podemos plantar cara", apunta Marta. Más eufórica se muestra Cristina al indicar que "es un equipo asequible. Podemos competir y posiblemente ganar. Además, las victorias fuera de casa saben mejor", sentencia la celeste

Raúl Rodríguez // foto: Ismael Ferrafás
farodevigo.es

© 2005-2015 www.lokosxelbaloncestofemenino.com.
Todos los derechos reservados.