Inicio
EDITORIAL
FELICITACIÓN A LOK@S
EL BLOG DE ...
Lok@s
Liga Femenina
Fase de Ascenso
Liga Femenina 2A
Liga Femenina 2B
Euroliga
Copa de la Reina
Selecciones
Españolas en Europa
Campeonato Junior
WNBA



Disponemos del lok@ cuestionario de... Pincha aqui y lo verás

2011/06/01 LAS JUGADORAS DE LA SELECCIÓN DE BALONCESTO NO QUIEREN IR APRETADAS
Nada de imposiciones. Eso es lo que reclaman las jugadoras de las selección española de baloncesto. La Federación Internacional (FIBA) pretende obligarlas a reducir la talla de sus uniformes a partir de la próxima temporada en la Euroliga, la máxima competición continental, pero la medida no ha tenido buena acogida entre las interesadas.

"A nosotras nadie nos ha preguntado nuestra opinión y nos sentimos muy cómodas con los uniformes actuales. Si nos quieren vender que es para mejorar el rendimiento, que le pongan también el body a Navarro o a Pau Gasol", asegura la base internacional del Ros Casares, Laia Palau.

"Está claro que es una medida puramente estética, que se ha pensado exclusivamente para el baloncesto femenino. Nadie se cree que sea por un tema de comodidad", añade su compañera de selección Silvia Domínguez, del Ros Casares.


Algunas ya lo han probado

Los nuevos uniformes femeninos irán ceñidos al cuerpo, pero no serán una novedad en las canchas. Las selecciones de Australia y Brasil los han utilizado habitualmente e incluso la selección española probó un modelo parecido en el Mundial de China en 2002.

"También utilicé ese uniforme cuando estuve jugando en el Bourges francés y no tengo ningún problema en llevarlo, pero entiendo que algunas chicas puedan sentirse incómodas. La verdad es que al principio te sientes un poco en pelotillas en la pista", explica Palau.

Silvia comparte la opinión: "Nunca lo he probado y si tengo que llevarlo, lo llevaré, pero comprendo que haya jugadoras, que a lo mejor pueden tener cuerpos más voluminosos, a las que no les guste vestir ese tipo de prendas".


¿Potenciará este deporte?

Una de las razones que esgrime la FIBA es que las nuevas equipaciones ayudarán a potenciar el baloncesto femenino, pero ni con esas tragan las internacionales. "No creo que los sponsors se nos vayan a echar encima por llevar un par de tallas menos, ya puestos que nos hagan salir en tanga", apunta la pívot de la roja Cindy Lima, que apostaría por otro tipo de medidas: "Hay mil cosas que se podrían mejorar antes que cambiar las equipaciones, por ejemplo, televisar más partidos. Para llenar los pabellones tampoco hace falta saltar a la pista como si fuéramos una Mama Chicho".

Laia tampoco lo ve claro: "Entiendo que allí arriba haya gente estrujándose la cabecita para buscar fórmulas que mejoren este deporte, pero no sé si la propuesta es la más adecuada. No la calificaría de sexista, pero es evidente que se ha pensado para resaltar la belleza femenina".

"Yo quiero que la gente venga a verme jugar por mi baloncesto y no para ver mi cuerpo. Llevamos muchos años luchando por la igualdad con el baloncesto masculino y ahora nos imponen unos uniformes ajustados sin consultarlo antes con las jugadoras", sentencia Silvia.

J.ALCUTÉN
20minutos.es

© 2005-2015 www.lokosxelbaloncestofemenino.com.
Todos los derechos reservados.