Inicio
EDITORIAL
FELICITACIÓN A LOK@S
EL BLOG DE ...
Lok@s
Liga Femenina
Fase de Ascenso
Liga Femenina 2A
Liga Femenina 2B
Euroliga
Copa de la Reina
Selecciones
Españolas en Europa
Campeonato Junior
WNBA



Disponemos del lok@ cuestionario de... Pincha aqui y lo verás

2011/04/21 SÍNTOMAS DE GRANDEZA
La 'fiebre amarilla' se ha consolidado en la nobleza del baloncesto femenino nacional después de la histórica temporada del Mann Filter.

Ni la omnipresente crisis económica, que también ha golpeado las arcas del club zaragozano, ni la derrota que el pasado lunes apeó al equipo de los 'play off' por el título han conseguido empañar una temporada histórica para el Mann Filter. Con una plantilla renovada -solo se quedaron cuatro jugadoras- y mucho trabajo, Víctor Lapeña ha conseguido que un equipo que hace solo dos años se libró del descenso gracias a un milagro en los despachos se convierta en el cuarto aspirante a hincarle el diente a un pastel baloncestístico que hasta ahora solo tenía tres sabores. Y, aunque Perfumerías Avenida, Ros Casares y Rivas Ecópolis se sigan repartiendo unos trofeos que todavía no han querido premiar el descaro de las zaragozanas, la 'canarinha' del baloncesto femenino grita a los cuatro cierzos que esta 'milagrosa' temporada solo es el prólogo de la que en el futuro será su particular enciclopedia de éxitos. Terceras en la Liga Regular, guerreras en la eliminatoria por el título, pioneras en Europa y rebeldes en la Copa de la Reina, las chicas del Mann Filter han extendido la epidemia de 'fiebre amarrilla' hasta más allá de las fronteras de un pabellón Siglo XXI que todavía no se ha recuperado de los cuatro síntomas de grandeza de una campaña que ya ha pasado a la breve historia del club aragonés.

1. Bronce 'dorado'. La Liga Regular anunciaba su enésimo «hasta luego» cuando el Mann Filter, en la última jornada y de rebote, asaltó una meritoria tercera posición que suponía el segundo mejor registro del club zaragozano en la elite del baloncesto femenino, tan solo por detrás de la segunda plaza lograda en la temporada 2002/2003. En esta ocasión, Víctor Lapeña y sus muchachas consiguieron un bronce de color dorado gracias a 19 victorias -una más que el Rivas, cuarto- y 1.723 puntos, estadísticas que valieron una plaza en el 'play off'.

2. Sorbo copero. El Ros Casares valenciano, anfitrión de la fiesta, a punto estuvo de invitar a una Copa al Mann Filter, equipo que se quedó a un solo sorbo de la final. Las zaragozanas avisaron con su amago de sorpresa ante el club más laureado del baloncesto femenino nacional, un equipo al que maniataron durante casi tres cuartos del partido y al que llegaron a ganar de 20 puntos. Sin embargo, las levantinas acabaron en solo diez minutos con un sueño que revivió con las eliminatorias por el título.

3. Premio sin premio. La brillante campaña del Mann Filter acabó el pasado lunes, cuando el cuadro de Víctor Lapeña se despidió de su premio sin obtener ningún premio. El equipo aragonés consiguió plaza en un 'play off' en el que tener la oportunidad de luchar ya puede considerarse un éxito. De nuevo contra el Ros Casares, al mejor de tres partidos y con el factor cancha del lado de las valencianas, las zaragozanas ni siquiera pudieron mostrar la rebeldía que exhibieron en la Copa de la Reina.

4. Paseo europeo. Pero la epidemia del Mann Filter no solo ha contagiado a un baloncesto español que ha contemplado con admiración el paseo por Europa de las zaragozanas. Líderes de un grupo en el que compartieron retos con el Sport Algés Dafundo lisboeta y las polacas del Energa Torun, eliminaron al Besiktas turco y al Dynamo Kursk ruso para hacer historia y 'colarse' por primera vez en los cuartos de final de una competición continental. Sin embargo, el Sony Athinaikos despertó a la afición amarilla de un delirio febril que la próxima temporada volverá a subir la temperatura del pabellón Siglo XXI.

Juan Luis Gaona
HERALDO
© 2005-2015 www.lokosxelbaloncestofemenino.com.
Todos los derechos reservados.