Inicio
EDITORIAL
FELICITACIÓN A LOK@S
EL BLOG DE ...
Lok@s
Liga Femenina
Fase de Ascenso
Liga Femenina 2A
Liga Femenina 2B
Euroliga
Copa de la Reina
Selecciones
Españolas en Europa
Campeonato Junior
WNBA



Disponemos del lok@ cuestionario de... Pincha aqui y lo verás

2010/09/05 A CAROLINA SÁNCHEZ NO LE PASAN LOS AÑOS
La jugadora más destacada del básquetbol argentino, a los 34 años, está en el pico de su carrera y lo dejó demostrado en el Sudamericano, donde fue elegida la mejor. El mes que viene jugará su tercer Mundial

Ella es como el vino: mientras más viejo, mejor. Para Carolina Sánchez, los años no pasan, porque a sus 34 está en la plenitud de su carrera deportiva y lo mostró hace dos semanas, cuando fue la mejor jugadora de la selección argentina que se consagró subcampeona sudamericana.

"Me siento muy bien, con ganas y físicamente sin problemas, entonces disfruto lo que hago. Sabía que estaba bien y el Sudamericano lo viví así", cuenta la mejor jugadora de básquetbol que actualmente tiene Argentina.

Hace 20 años, cuando Carolina transitaba su adolescencia, decidió apostar al básquet, aquello en lo que se destacaba. Entonces fue a probar suerte a Italia junto a dos mendocinas: Carina Roldán (hoy vive en Miami y es ama de casa) y Verónica Sosa (se radicó en San Luis).

Muchas condiciones, sacrificio, profesionalismo y la claridad en sus objetivos hicieron que sólo ella siguiera jugando hasta convertirse en una profesional, lo que la ha llevado a integrar la mayoría de las selecciones argentinas en los últimos 20 años y realizar su carrera entre clubes de Italia y España.

"Si pienso cuando me fui a Italia, me parece que fue ayer. Pasaron rapidísimo los años, y lo mejor es que no me arrepiento de nada. Tengo una buena carrera, estoy contenta y expectante por lo que se viene", cuenta Carolina.

A ella nunca se le fue la "fama a la cabeza", sigue siendo la chica que era cuando jugaba para  YPF o Murialdo. Y, tal vez ahora más que nunca, la humildad y la simpleza la ponen más alto de lo que lo hacen sus méritos deportivos.

Carolina estuvo jugando la última temporada para el Uni CajaCanarias, de Tenerife, en la Liga 2, donde clasificaron para el ascenso  pero no pudieron lograrlo. Luego, para no perder ritmo jugó en la Liga Nacional Argentina, donde reforzó a Central Entrerriano de Gualeguaychú, accediendo al cuadrangular final.

Hoy, tras disputar el Sudamericano en Chile, descansa unos días junto a su familia, aunque todos los días entrena en el gimnasio del profe Enzo Storani porque el 2 de setiembre arrancará en Buenos Aires la preparación con la selección para el Mundial de República Checa, donde Argentina buscará subir posiciones.

"Es mi tercer Mundial y tengo tantas ganas de jugar como en el primero. Sabemos que es duro un Mundial, pero el objetivo es quedar entre las mejores ocho. La zona es complicada. Rusia y República Checa son equipos con altura, cosa que Argentina siempre sufre. Y  Japón puede ser más accesible: ese partido hay que ganarlo. Lo bueno es que, viendo los posibles cruces, luego no enfrentamos ni a Estados Unidos ni a Australia, sino que podemos medirnos con España o Brasil, a los que conocemos bien y sabemos cómo jugarles. Igual, los cruces son un poco de suerte".

La poca talla de las argentinas siempre ha marcado diferencia con el resto de los seleccionados. "Está difícil abajo; no hay recambios y ahí nos lastiman mucho. Chesta, Fernández y yo alternamos, pero falta gente, eso es histórico", dice Caro.


Un Sudamericano increíble

Si bien se conocían las cualidades de Carolina, en el último Sudamericano sorprendió por sus actuaciones y goleo.

-¿Tuviste un gran torneo?
-La verdad que sí. Me fue muy bien. Siempre vamos con la intensión de ganarle a Brasil, y se nos escapó. Argentina ya mejorado mucho. Inclusive logramos en casi todas las divisiones los mismos puestos que el masculino, pero no aún no nos consideran.

-El año pasado decías que estabas cerca del retiro, que te veías ayudando en las selecciones...
-Estoy bien. Sigo creciendo y con más ganas que nunca. Pero sé que soy grande y no me molesta eso. Tengo mucha responsabilidad, compromiso y no me molesta; al contrario, me gusta, lo asumo. Creo que tiene que ver con el carácter de cada uno.

-¿Sirvió la medalla de bronce lograda el año pasado en Tailandia con las sub 19?
-Algo, pero no como se debe. Falta más compromiso, más interés de todos, sólo así avanzaremos.

-¿Hay nuevas camadas de jugadoras?
-Hay, pero falta. Hasta que no se fortalezca la Liga Nacional y llegue a todas las provincias, no se crecerá.

-Luego del Mundial, ¿seguirás en España?
-Sí. Firmé en el Ibaizabal del País Vasco, también de la Liga 2.


Érica Mariana López
diariouno.com.ar
© 2005-2015 www.lokosxelbaloncestofemenino.com.
Todos los derechos reservados.