Inicio
EDITORIAL
FELICITACIÓN A LOK@S
EL BLOG DE ...
Lok@s
Liga Femenina
Fase de Ascenso
Liga Femenina 2A
Liga Femenina 2B
Euroliga
Copa de la Reina
Selecciones
Españolas en Europa
Campeonato Junior
WNBA



Disponemos del lok@ cuestionario de... Pincha aqui y lo verás

2010/02/22 MIGUEL MÉNDEZ: "ME QUEDO CON MAR XANTAL"

ImageMiguel Méndez cumplió este fin de semana diez años en el banquillo del Celta Indepo —llamado en el año 2000 Celta Banco Simeón—, una década en la que, afirma, "he tenido la suerte de entrenar a muy buenas jugadoras". Sin embargo, el técnico celeste tiene claro que "el de este año es el mejor equipo con el que he trabajado nunca".

Miguel Méndez lleva diez temporadas —ocho completas y dos comenzadas en la segunda vuelta del campeonato— al frente del Celta Indepo, lo que le convierte en el técnico que más tiempo ha dirigido al club vigués, que el año pasado celebró su 40 aniversario. En este tiempo ha conseguido una Liga (2000), una Copa de la Reina (2001) y seis Copas de Galicia.

¿Cuáles son sus primeros recuerdos de baloncesto?

Yo tuve la suerte de estudiar en el colegio Maristas y en esa época estaba un director, el hermano Pedro, que tenía todo el colegio lleno de canastas, había veinte o veinticinco, y era poco menos que imposible no jugar a eso. Empecé a jugar ahí y después a entrenar, curiosamente con chicas, porque mientras se hacía el nuevo pabellón cubierto de Maristas bajamos a entrenar al Colegio Compañía de María y ahí empecé a entrenar con 17 ó 18 años a las niñas pequeñas. Luego, ya más en serio, empecé a dirigir a chicos.

¿Hay mucha diferencia entre entrenar a chicos y a chicas?

La diferencia está más en la edad, no es lo mismo entrenar a chicas sénior, júnior o cadetes y con chicos igual. Pero tampoco es lo mismo trabajar con mujeres que con hombres. En cuanto a las chicas, el baloncesto es distinto porque hay diferencias físicas y el juego, a nivel táctico, se adapta a esas diferencias, pero por lo demás, las chicas entrenan tanto o más que los chicos y con la misma dedicación.

¿Cuáles son los mejores y los peores recuerdos que guarda de estos diez años en el banquillo del Celta?

Los mejores son muchos, sobre todo los relacionados con los títulos o con las épocas, como la actual, en las que no estamos para ganar campeonatos pero estamos viviendo unos años muy buenos porque formamos grupos humanos fantásticos y logramos alcanzar objetivos tanto colectivos como individuales de técnicos o jugadoras que están con nosotros. El peor recuerdo, sin duda, para todos los que estamos aquí es el accidente de Carballo y de Camilo.

¿Qué jugadoras le han impresionado más?

En eso he tenido mucha suerte porque he tenido muy buenas jugadoras. Mar Xantal, en momentos malos de lesiones, me impresionó por su talento, porque tenía una facilidad para jugar en diferentes posiciones y hacer muchas cosas en el campo, que en aquel momento era algo nuevo. En cuanto a las extranjeras, por la misma razón, Mujanovic. Pero han pasado muchísimas, como las que tengo este año o las últimas jóvenes fantásticas, como Tamara Abalde o Alba Torrens.

¿Y con qué equipo de esta década se quedaría?

Pues no se lo va a creer mucha gente, pero me quedo con el de este año, no tengo ninguna duda. Es un conjunto que nunca pensamos que llegaría a jugar al nivel en el que lo está haciendo, ya no sólo por el puesto que ocupamos en la clasificación, sino por la progresión brutal que han tenido algunas jugadoras, la tremenda ambición que demuestran y el buen grupo que hay. Probablemente sea el mejor grupo que he entrenado.

La Liga Femenina ya no es la misma que cuando empezó en el Celta, ¿para mejor o para peor?

Sí ha cambiado mucho. En general, se ha disparado el presupuesto de los clubes. Quizás por arriba las cosas no se han transformado mucho con respecto a cuando nosotros ganábamos títulos, hace diez o doce años. Entonces teníamos muy buen equipo, que sería comparable ahora a Ros Casares, a Salamanca o a Rivas, que son los tres que están arriba. Lo que sí ha variado muchísimo es la parte de abajo. Ahora vas a jugar con el último clasificado y puedes perder, mientras que en aquellos años sólo perdías contra los rivales de arriba. Lo que ha cambiado para mejor es que hay una mayor profesionalización a todos los niveles: se entrena mucho más, hay más calidad en los pabellones, más público... Creo que el baloncesto femenino en España ha dado un cambiazo en estos diez años.

atlantico.net

© 2005-2015 www.lokosxelbaloncestofemenino.com.
Todos los derechos reservados.