Inicio
EDITORIAL
FELICITACIÓN A LOK@S
EL BLOG DE ...
Lok@s
Liga Femenina
Fase de Ascenso
Liga Femenina 2A
Liga Femenina 2B
Euroliga
Copa de la Reina
Selecciones
Españolas en Europa
Campeonato Junior
WNBA



Disponemos del lok@ cuestionario de... Pincha aqui y lo verás

2009/06/30 SE ROMPE EL BALONCESTO, PIERDE EL DEPORTE DE AVILÉS
Avilés vuelve a protagonizar una historia de divisiones en el seno de su deporte. En el caso que nos ocupa, en el baloncesto femenino y con un club de solera, Adba, en medio del revuelo por la escisión que se ha vivido en una parte de su estructura. Una situación que se repite una década después y con los mismos protagonistas.

El baloncesto femenino en Avilés vive los momentos más convulsos de los últimos años como consecuencia de la escisión producida en el seno de la Agrupación Deportiva Baloncesto Avilés, y que ha dado paso a la formación de un nuevo club, el Innobasket, promovido por la persona que, una vez más, ha vuelto a poner en peligro la estabilidad de un club, Adba, que tiene como aval una trayectoria de 22 años, en los que ha sido y es una referencia del baloncesto femenino en Asturias.

La fuerza de la Adba reside precisamente en sus 22 años de historia y en la categoría de su primer equipo, que ha rozado el acceso a la elite y que lleva varios años en una categoría profesional, partiendo de una estructura amateur y en la que el esfuerzo de las personas le ha permitido alcanzar estas cotas. Quizás con un baloncesto femenino más unido en Avilés el proyecto no estaría pasando ahora por su momento más problemático y ante una próxima temporada en la que permanecer en Liga Femenina 2 será casi un milagro.

Desde los tiempos del Real Avilés Industrial presidido por Pepe Frana, ninguna de las entidades deportivas de solera, como es el Adba, se ha visto forzado a salir a la calle para solicitar a la ciudad de Avilés, a su comercio y a sus empresas, apoyo económico. Lo ha hecho a través de la campaña, 'De una en una, como siempre desde hace 22 años'. Un simple euro puede ayudar a la Adba mucho más de lo que se pueda pensar. Hay 200 huchas para llenarlas de monedas. O billetes.

Y es que el club presidido por Luis Álvarez, que tiene a Yolanda Mijares y a María José Ondina como mujeres clave, además de fundadoras cuando Adba se independizó de la Atlética Avilesina, atraviesa por un momento crítico. Mantener un equipo de jugadoras profesionales tiene un coste. Y uno de ellos ha sido sobrellevar durante tres años la presencia del hasta hace dos semanas director deportivo, entre otros cargos, del club: Manuel Ángel Villacorta. Volvió con la excusa de un patrocinador bajo el brazo, que no es poco. Pero tampoco lo es todo.

De Villacorta dicen los que le conocen que es un trabajador infatigable, que tiene muchas ideas, que se mueve bien en determinados ámbitos y que «la sigue hasta que la consigue». Pero añaden que emplea «formas inaceptables y actitudes intolerables», que ya han chocado en las distintas entidades con las que ha trabajado, desde Adba hasta el Avilés Sur, pasando por la Federación Asturiana. También dejó su huella en Fundavi, como bien sabe, por ejemplo, Julián Rus, el mecenas de los mecenas del deporte en esta ciudad desde hace treinta años.

Su despedida del club, la segunda tras una primera espantada hace más de diez años, aunque entonces de menores consecuencias, dejó ver la parte más oscura de Villacorta, capaz de humillar ante sus propias compañeras a una jugadora del equipo infantil de Adba, Sara Solís, curiosamente la mejor amiga de su hija Mara, también integrante del equipo. Lo que se vivió en la final del campeonato de España pudo tener peores consecuencias que un ataque de ansiedad de la hija de Manuel Solís, gerente de la Fundación Deportiva, de no ser por la prudencia de los padres de las jugadoras del equipo.

En Adba están convencidos de que Villacorta tiene una obsesión: «cargarse deportivamente a Yolanda Mijares», entrenadora nacional superior, integrante del cuerpo técnico de la Federación Española y conocida por su firme defensa del deporte femenino. No tiene problema en proclamarlo a quien le quiera escuchar y tampoco en amenazar que intentará dejar a Adba sin jugadoras. Para llevárselas al Innobasket, o para ofrecerlas a otros clubes de la zona, como sucedió días atrás con el Villa de Luanco: «Si queréis a las cinco mejores junior de Adba las tenéis», les dijo. Una forma ejemplar de iniciar un nuevo proyecto en Innobasket.

Pero a diferencia de la anterior marcha de Villacorta, cuando fundó un club, Antroxu, para dar cabida a todo un equipo que se fue de Adba tras él, en esta ocasión le acompañan más personas, varios entrenadores que buscan «un proyecto diferente».

Y mientras en Adba se daban palos durante una temporada cuyo clima se hizo irrespirable, el resto de clubs han sido el objetivo de los que se van, y de los que se quedan. Innobasket ha buscado alianzas en Expobasket, prolongación del colegio Paula Frassinetti, en el Bosco, vinculado al colegio Santo Ángel, y hasta en el Villa de Luanco.

Adba, que mantiene vigente una colaboración con el Avilés Sur, también ha decidido moverse ante una posible fuga de talentos más o menos numerosa. Además de poner huchas para solicitar ayuda económica a los avilesinos, también ha entablado conversaciones con los clubes referidos, lo que es toda una novedad, por cuanto durante años Adba no ha tenido relación alguna con el Frassinetti, una de las mejores canteras de baloncesto femenino de Asturias, y que tiene su continuidad en el Expobasket, club creado por el entrenador avilesino Pablo Esteban.

En resumen, una vez más el deporte avilesino, en este caso el baloncesto femenino, parece condenado al enfrentamiento, en un choque entre personas que lo único que consiguen es mermar las ingentes posibilidades que ofrece la cantera deportiva avilesina para triunfar en todos los campos.


NACHO GUTIÉRREZ
elcomerciodigital.com

© 2005-2015 www.lokosxelbaloncestofemenino.com.
Todos los derechos reservados.