Inicio
EDITORIAL
FELICITACIÓN A LOK@S
EL BLOG DE ...
Lok@s
Liga Femenina
Fase de Ascenso
Liga Femenina 2A
Liga Femenina 2B
Euroliga
Copa de la Reina
Selecciones
Españolas en Europa
Campeonato Junior
WNBA



Disponemos del lok@ cuestionario de... Pincha aqui y lo verás

208/11/19 EL REVULSIVO SILENCIOSO
El inicio fue desastroso.Los partidos se contaban por derrotas y no se veía luz al final del túnel.Pero todo cambió hace poco menos de un mes,con la llegada de la experimentada base Montserrat Gilabert. Era la pieza que completaría el puzzle, y Mayte Méndez lo sabía. Pero no es el clásico fichaje estrella. No aporta 30 puntos ni 15 rebotes. Aporta lo más difícil del baloncesto: pausa,orden y sentido colectivo.

Montse Gilabert llegó al Arxil Comervía por casualidad. La jugadora  barcelonesas había cerrado un acuerdo con el Vinarós Sin embargo, los problemas económicos (tan habituales.por desgracia, en estos tiempos) golpearon al club dejando en la calle a ocho profesionales. La base, conocía Galicia a la perfección tras su paso por el Cortegada, no se lo pensó dos veces ante la llamada del club pontevedrés" estoy muy agradecida al Arxil. Estaba en mi casa sin saber que iba a ser de mí, dice. Mayte Méndez necesitaba un revulsivo y lo encontró. El Arxil Comervía  no buscaba una anotadora, tampoco era cuestión de rebote. No se sabía muy bien dónde estaba el problema, pero las victorias no llegaban y la situación tomaba tintes dramáticos.

En esta tesitura aterrizó la barcelonesa, una "playmaker" clásica. Y fue la mejor medicina. La entrenadora pontevedresa hizo coincidir con su debut ciertos cambios en la disposición de sus jugadoras. Tamara Milovac dispone de más minutos, Ana Martin parece que vuelve a tomarle el pulso a la competición al igual que Sandra Entenza. Nadia ha mejorado sus prestaciones al lado de la catalana. Todo ello bajo la batuta de Gilabert, cuya incidencia ha sido brutal en lo colectivo, que es importante en este deporte.

Montse no se atribuye el papel de revulsivo "yo simplemente intento ser una base, poner un poco de orden y hacer jugar al equipo. Mi objetivo es ayudar al Arxil Comervía en lo que pueda. Para eso he venido", explica. Gilabert apunta que la situación no se corresponde con el nivel del conjunto "Veo al equipo muy bien. La gente muy ilusionada, con ganas de hacer las cosas bien. Creo que podemos estar en la mitad de la tabla sin sufrir demasiado", apunta.

Faro de Vigo

© 2005-2015 www.lokosxelbaloncestofemenino.com.
Todos los derechos reservados.