Inicio
EDITORIAL
FELICITACIÓN A LOK@S
EL BLOG DE ...
Lok@s
Liga Femenina
Fase de Ascenso
Liga Femenina 2A
Liga Femenina 2B
Euroliga
Copa de la Reina
Selecciones
Españolas en Europa
Campeonato Junior
WNBA



Disponemos del lok@ cuestionario de... Pincha aqui y lo verás

2008/06/10 HABLANDO CON... ALBA TORRENS



NOTA importante: esta entrevista estaba programada para ser publicada el lunes. Por motivos ajenos a nuestro deseo sale algo después.

 

Alba Torrens nos recibe en el hall del hotel donde se encuentra alojada la Selección. Esta vez no está Naia, quien en el día anterior intentó por todos los medios que pudiéramos mantener la entrevista. No te preocupes, hay cosas que son imprevisibles y, además, irresolubles. No quería esconder mi agradecimiento a tus gestiones, a tu atención y a tu amabilidad. Hay ocasiones, no creas que muchas, en las que da gusto conocer a jefes o encargados de prensa. Ésta es una de ellas.

El entrenamiento ha finalizado hace pocos minutos, pero no asoma en los oscuros y profundos ojos de Alba signo alguno de cansancio. Se hace más que perceptible la reparadora ducha. Lleva el pelo aún algo mojado, suelto y con evidentes signos de haber sido evitado por el cepillo. Trata de moldear, con sus largos y enjutos dedos, un flequillo que con timidez y reparo deja adivinar un rostro ante el que siempre una agradable sonrisa hace las presentaciones. Viste pantalón deportivo oscuro y polo blanco. Las negras chanclas que acompañan al atuendo reflejan comodidad y búsqueda de descanso.

Nos sentamos en uno de los cómodos y acogedores sofás del hall mientras trato de hacerme fuerte ante una cámara prestada por mi hermano, aunque sería más real decir que fue mendigada, y un móvil al que he tenido que borrar canciones de Placebo o de HIM, entre otros, para que la tarjeta tuviera la suficiente memoria disponible para grabar el audio. Quizá en otras ocasiones me habría autoimpuesto cualquier pega para eliminar el material, pero esta vez se hace con gusto. Indiscutiblemente, la ocasión lo merece.

Solventadas las barreras técnicas, y con una más que interesante conversación de negocios de fondo, comienza una entrevista que Alba afronta con relativa seriedad en los inicios, no sabría decir si por el relativo desconocimiento del entrevistador o por el total de las preguntas.

 

Pregunta: Hola Alba, y muchas gracias. Este lunes empieza el Preolímpico aquí en Madrid. ¿Cómo ves al equipo preparado para el torneo?

Respuesta: Hola. Lo primero, que ya tenemos muchas ganas. Llevamos casi un mes trabajando. Empezamos casi todas y al final se han ido incorporando más. Y bueno, yo creo que ya estas dos semanas, tanto la de Valencia como ésta, pues ya hemos ido haciendo más bloque. Por los amistosos que hemos hecho yo creo que el equipo está bien. Hace falta pulir muchos detalles, pero bueno, en general estamos bien, con los conceptos claros. El grupo cada vez se ha ido confeccionando más, porque también había caras nuevas, y la verdad que tanto dentro como fuera, yo creo que cada vez mejor.

 

P: ¿El pleno de victorias en los partidos disputados hasta ahora os da mayor tranquilidad o no significa nada?

R: Significar sí que significa porque hemos jugado partidos contra selecciones de todos los continentes, tanto un equipo europeo como República Checa; después jugamos con Japón, que es otro estilo; con Nueva Zelanda también. En ellos teníamos claros qué aspectos trabajar. Y, a pesar de que fueran partidos de preparación, tiene su mérito haberlos luchado y ganado. Sí que podemos decir que eran partidos de preparación, pero no quita que fueran partidos en que ellas compitieron y nosotras también.

 

P: El hecho de jugar en Madrid, aquí en casa, ¿os mete algo más de presión? Teniendo en cuenta la experiencia del Eurobasket masculino...

R: Como experiencia propia también jugamos un Europeo junior en España, que ganamos, y ahí estaba esa presión de jugar en casa. La presión cuando estás en medio de la pista no existe y son todo ventajas porque estás en casa y con tu gente. La Federación ha hecho un gran esfuerzo para traer el torneo aquí y creo que nos servirá de ayuda para lograr el objetivo. Estamos contentas por jugar aquí.

 

P: Habéis sufrido en la preparación la baja de Nuria Martínez, jugadora importante y con experiencia. ¿Crees que os puede afectar en algo?

R: La verdad que sí, ha sido el punto negro que podía tener este mes, porque por por todo lo demás estaba yendo genial. Una jugadora como Nuria, que aunque sea joven ya tiene mucha experiencia tanto a nivel de selección como en equipos, todas sabemos lo importante que es. Pero bueno, ha pasado esto y sabemos que lo tenemos que cubrir. Silvia ha venido con muchísimas ganas, es una gran jugadora y también va a cubrir este puesto.

 

P: En el cruce decisivo, en teoría, os toca Cuba o Bielorrusia. ¿A quién respetáis más?

R: Por lo que sé, porque tampoco he jugado contra ninguno de los dos conjuntos senior, a Bielorrusia se le ganaron los dos partidos del año pasado, pero sé que costó, que dieron caña. A Cuba a lo mejor le tenemos más respeto por el físico y por la forma de jugar. Conocemos más el baloncesto europeo y Cuba nos puede dar una sorpresa. Los dos son muy respetables y a cualquiera de los dos le podemos ganar, por supuesto, pero también nos pueden ganar. Así que nada, nosotras a jugar contra Brasil y a intentar quedar primeras.

 

P: ¿Cómo se imagina Alba Torrens unos Juegos Olímpicos?

R: Buff, como un sueño, la verdad. Cuando me comentó Evaristo lo de la concentración pues ya sólo se tenían ojos en ir a entrenar, en ayudar y después, si te quedabas entre las doce, pues genial. En ningún momento pensabas lo que había detrás, que era un Preolímpico y unos Juegos. Y ahora que cada vez estás más cerca, que tienes la oportunidad de conseguirlo, pues creo que aún no se asimila. No me veo aún en la villa olímpica, de verdad que no.

 

P: En los últimos veranos has conseguido tres oros europeos, y una plata, en categorías inferiores. ¿Nos conformamos con menos en Pekín?

R: No -responde entre risas-, conformarnos no, ojalá sea otro oro más. Difícil es, pero primero tenemos que ir a Pekín y luego allí lo que venga.

 

P: Debustaste con la absoluta el 22 de mayo en Segovia. ¿Qué significó para ti el estreno con la selección?

R: Fue algo entre nervios, emoción e ilusión, algo muy especial. Además hacerlo también con dos compañeras de tu generación fue para mí más emocionante. Llevamos muchos años ya juntas trabajando en categorías inferiores, ganando, perdiendo, sufriendo... Y después de dos temporadas pues viene la oportunidad de ir a la senior y encima debutar. La verdad, una pasada.

 

P: Tener aquí a Laura, a Tamara, a Susana García te habrá ayudado también a la hora de integrarte en el equipo.

R: Sí, la verdad que genial. Cuando vinimos, todo era nuevo y casi no conocíamos personalmente a ninguna de ellas. Pero venir las tres pues siempre ayuda y también que estuviera Susana. Ahora ya con todas genial. Todas venimos por lo mismo, con el mismo objetivo.

 

P: ¿Te han gastado alguna broma, no sólo por ser novata sino por ser también la benjamina del equipo?

R: Es que, claro, además de novata soy la más pequeña, me toca por todos los lados. La verdad es que la novatada de la que nos han hablado aún no ha caído, estamos esperando. En Segovia hicimos una parte. Tuvimos que hablar en público delante de los directivos, de las checas también, comer un flan sin manos. Pero, aparte de eso, la novatada que dicen buena aún no ha llegado.

 

P: En todas las concentraciones, en todos los deportes, el entrenador hace de jefe y suele prohibir alguna cosa. ¿Os ha tocado también a vosotras?

R: Bueno, así de prohibir, prohibir, no. Aquí estamos de concentración y lo que toca, pero cosas muy normales, nada de prohibiciones.

 

P: ¿Cómo matáis el tiempo libre que os queda?

R: A las cartas hemos jugado alguna vez, la Playstation también nos tira y también leer, ¡eh! Después las pelis, tiramos de pelis porque tenemos mucho tiempo libre.

 

En ese momento acude Laura Nicholls al lugar donde nos encontramos. Laura y Alba son compañeras de habitación, así que deduzco que la pívot santanderina no puede acceder a ella porque le falta algo que Alba tiene. Continuamos...

 

P: Desde la concentración en Cádiz, ¿cómo has visto tu evolución dentro del equipo?

R: En el primer partido a lo mejor estaba un poco descolocada. Es normal, yo no las conocía a ellas, y ellas tampoco a mí. Han ido pasando partidos y particularmente creo que me he ido acoplando más al equipo, sabiendo cuál es el rol. Creo que todas estamos acoplándonos más y cada una haciendo su trabajo. Es muy importante saber cada una lo que tiene que hacer y, en cada momento, estar preparadas para lo que venga, en el momento que sea.

 

P: En los partidos que habéis jugado y que he podido veros, siempre se os aprecia muy preparadas y concentradas a todas, y a un nivel defensivo que, incluso ganando de cuarenta, mantenéis a tope.

R: En defensa, como en ataque, todo el mundo sabe su posición. Y aún nos queda compactar un poco más, ser un bloque, rebotear y empezar a correr.

 

P: ¿Qué puede ofrecer Alba Torrens en una selección española que, no lo olvidemos, viene de ser plata europea?

R: Eso a lo mejor no te lo tendría que decir yo, pero creo que la estructura del equipo del año pasado está, y todo ha ido más rodado. Ellas se conocían ya todas y ha sido entrar con una estructura hecha. Y bueno, pues yo creo que podemos aportar ahora mismo lo que nos pida Evaristo. En cualquier momento o situación puede echar mano de nosotras y estar preparadas en cualquier cosa, tanto en ataque, en defensa y lo que sea en ese momento, lo que nos pida él.

 

P: A nivel de club este año acababas contrato en Vigo y decidiste continuar allí incluso perdiendo dinero. ¿Qué ventajas tiene el club vigués para Alba Torrens?

R: Lo del dinero no te lo voy a negar. En Vigo, ahora mismo, yo sólo encuentro ventajas. Si no, pues no me habría quedado. Yo fui allí con diecisiete años y ellos me hicieron debutar en Liga Femenina y me dieron la confianza para hacerlo. Después, en el día a día han trabajado conmigo en aspectos individuales. Y ahora, un año más, están haciendo un buen proyecto que aún no han acabado. También le doy importancia a que haya jugadores jóvenes. Me han ofrecido lo que ahora mismo yo necesitaba: un proyecto ilusionante con jugadoras jóvenes y con la opción de seguir jugando minutos, y también con algunas responsabilidades más. Igual ahora con dos años más pues creo que habrá momentos que se puedan controlar más y que a lo mejor Miguel (Méndez) también puede sacar provecho de ello. Más que nada eso, que han hecho un buen proyecto, y creo que puedo encajar en él. Y, bueno, por parte del entrenador, del presidente y de la gente de allí ahora mismo sólo puedo decir cosas buenas. Por esa parte, también encantada.

 

P: ¿Tenías claro desde el principio que querías seguir en Vigo? ¿Le pediste consejo a alguien?

R: Cuando acabó la temporada sí que vinieron otras opciones, y pienso que siempre se tiene que valorar todo y no a lo mejor ir al camino más fácil, que era olvidarte y elegir ahí donde ya estás cómoda y ya está, sin mirar todos los otros aspectos. Valoré mucho todas las opciones y la de Vigo estaba entre ellas. Y al final, digamos que cuando haces una lista con lo positivo y lo negativo y haces una valoración, pues pesó. No fue una decisión nada fácil. Estuvo pensada y al final yo creo que fue la mejor elección.

 

P: Al final de temporada, el club se quedaba sin patrocinador y peligraba la continuidad de la primera plantilla. ¿Lo pasaste mal hasta que el asunto se solución, casi sobre la bocina?

R: Pues sí, fue así. Era un hándicap, pues estaban las otras opciones y Vigo también estaba ahí, pero claro, esperando a ver qué salía o no. Pero bueno, creo que valía la pena esperar a ver si el club podía salir y así lo hice. Cuando estuvieron todas las bazas encima de la mesa, con todo listo, con Vigo saliendo, se decidió. Pero sí, esperé a que todas las cartas y todas las posibilidades estuvieran en la mesa y después elegí.

 

P: Si no me equivoco llevas fuera de casa desde los catorce años, así que para ti lo de viajar no creo que supusiera un problema. ¿Te llegaste a plantear salir de España como lo hicieron Amaya Valdemoro, Nuria Martínez o Marta Fernández?

R: Sí que a veces se me ha pasado por la cabeza. Digamos que es un reto y una ilusión. Me parece una experiencia muy buena conocer otros países, pero creo que aún no es el momento ni tengo que plantearme esa posibilidad.

 

P: ¿De inglés cómo andamos?

R: Bueno, nos defendemos, sólo nos defendemos -dice riendo y como queriendo esquivar la pregunta que intuye, creo, que viene a continuación-.

 

P: Te lo pregunto por la WNBA. ¿Es algo que te plantees, realmente, aunque no sea para ahora? 

R: Ahora mismo, no. Como te comentaba, es una ilusión jugar algún día fuera de España en otros equipos y en otras ligas. Es algo que se ve muy lejos. Pero también se veían muy lejos unos Juegos Olímpicos y ahora tenemos la oportunidad de hacerlo. Yo creo que todo tiene su debido momento, que hay que ir paso a paso, y que ahora es una ilusión y un sueño. Puede que haya jugadoras que digan que no se lo han planteado nunca, pero yo sí, la verdad es que me lo he planteado y sería una experiencia que, si pudiera, me gustaría vivirla, pero aún lo veo lejos. Hay que hacer aún un largo camino para cruzar el Atlántico.

 

P: ¿Cómo es un día normal en Vigo para Alba Torrens?

R: Por las mañanas vamos a la universidad, estoy estudiando Empresariales. Está muy cerca de casa, así que no tengo excusa para no ir, me da tiempo -risas-. Por las mañanas pues lo que se puede aprovechar, a veces es una hora o dos, los días en que se puede. Y sí que poco a poco vamos sacando asignaturas. Después entrenamos a media mañana, luego a comer, descansito y volver a entrenar. Y el tiempo libre después en un día normal, a veces sí que por la tarde me acerco a la universidad, a veces no. Y después del tiempo libre... cualquier cosa.

 

P: ¿Lo de la cocina?

R: No, la cocina no. (Risas)

 

P: ¿Para Gema? ¿Cocina ella?

R: (Más risas). Sí, sí, ella hace más y comemos bien -refiriéndose a Gema García, compañera de piso y capitana del equipo vigués-.

 

P: ¿A quién recurres cuando tienes un mal momento? Te pongo como ejemplo la eliminación este año frente a Extrugasa en los playoffs por plaza europea.

R: En ese momento en particular no, es uno mismo quien lo intenta, y todo el equipo. Según el momento, aunque cuando se pierde un partido es todo el equipo el que hace fuerza e intenta superarlo. Y lo mismo que con las victorias somos los equipos los que lo celebramos, pues en las derrotas nos juntamos y lo superamos.

 

P: A día que hoy, cuando aún tienes dieciocho años y digamos que tu carrera está empezando, ¿quién crees que ha sido la persona que más ha influido en tu carrera deportiva?

R: Yo creo que mi familia -responde sin vacilaciones-, mis padres. Son los que más me conocen, los que siempre quieren lo mejor para ti. También las decisiones han sido mías, siempre lo que me dicen es que la decisión final es de uno mismo. Pero me han ayudado a ver cosas, a intentar tomar las mejores decisiones. Cuando tenía catorce años decidí irme aunque ellos querían tirar un poco más, pero como me veían tan ilusionada, encantadísimos. Yo creo que sí, que ellos han sido los más importantes para mí para decidir, aunque después siempre la última palabra la he tenido yo.

 

P: ¿Fueron ellos los que te metieron en el mundo del baloncesto?

R: No, qué va, mi padre era futbolero y yo, como mi padre. Me metí un año a fútbol y después un profesor de educación física de Mallorca, que se llama Joan Mateu y era mi profesor del colegio, aunque yo seguía con el fútbol, estaba encaminada con el fútbol y no quería más que fútbol, pues él estaba en un club, en el Basquet Inca, y me comentó, porque era alta y en gimnasia jugábamos a basket, que si quería probar el jugar a baloncesto. Y nada, fui un lunes a entrenar y ya me quedé allí. Y al siguiente día ya empecé a jugar.

 

P: ¿Y qué le viste al baloncesto en ese momento para que te decidiera sobre tu pasión futbolera?

R: Pues en ese momento la verdad que no me acuerdo exactamente de qué pude pensar. La verdad que sí que me gusta mucho el fútbol, pero cuando fui allí pues también me gustó y me quedé allí, pero la verdad que no te sabría decir qué me decidió. Recuerdo que había un balón y me dije que bueno, que cambiábamos de balón...

 

P: Ya que eres futbolera, ¿de qué equipo eres, por cierto?

R: Soy culé. Del Mallorca también, pero soy un poco culé -aunque el tono con el que lo relativiza me hace sospechar que lo siente más de lo que quiere dar a entender-.

 

P: ¿Tienes algún jugador o jugadora que sirva como referente, un espejo en el que mirarte?

R: No, la verdad que no. Conforme han ido pasando los años de todas las personas has aprendido. Desde que era pequeña ya jugaba con chicas más mayores. Yo creo que desde allí has ido aprendiendo de todas, desde el principio. Antes hablabas a lo mejor con compañeras de equipo que estaban jugando en mi club y ahora hablas con compañeras en la selección como Amaya, Elisa, Laia y de todo lo que han vivido. De todas las personas con las que he estado jugando, de todas puedes aprender algo, tanto dentro de la pista como fuera, tanto de los entrenadores como de las jugadoras. Así en particular no tengo ninguna, pero de todas coges las cosas buenas que te pueden ofrecer, de una manera o de otra. Es positivo todo lo que puedas recibir. Y después, bueno, intentar aplicarlo. Ahora también en el Celta tener la oportunidad de jugar con gente como Razza (Mujanovic), como Pilar (Valero), con todo lo que han vivido, pues también son experiencias. De muchas jugadoras puedes aprender y, bueno, así ha sido.

 

P: Tu carrera siempre ha sido muy brillante, se habla de ti desde hace tiempo. El último piropo que he oído sobre ti es el de "Superclase" Torrens. ¿Cómo asimilas todos esos elogios, todas esas muestras de cariño, ese seguimiento que se lleva sobre tu persona, sobre tu carrera?

R: Bueno, yo creo que todo ha sido un proceso, de ir paso a paso, y hemos ido, con el trabajo, cumpliendo objetivos, dando un paso más de categoría en categoría... Y bueno, yo creo que lo pasado, pasado está, y lo que haya sido en ese momento sí que a lo mejor pues se agradece. Más que nada no por el elogio, sino porque estás haciendo un trabajo, estás esforzándote por una cosa y bueno, se consigue. Pero bueno, que todo ha sido también un trabajo de mucha gente, de todas las personas que también han estado y después de todos los equipos en los que has estado. Con el trabajo, pues han venido los que han tenido que venir. Cada día tienes una cosa que hacer y los elogios que haya habido sí que los agradeces, te ayudan para seguir haciendo otra cosa. Pero bueno, que ya está hecho y que hay que seguir. Después ves a otras jugadoras, a otras personas, y te das cuenta de que aún no has hecho nada, que estás en el principio del camino y que resta muchísimo trabajo por hacer. ¡Y hay que seguir! 

 

Conforme iba escuchando la respuesta anterior de Alba, crecía en mí la sensación de culpa por haber estropeado un poco la entrevista. Se notaba cierta incomodidad al responder, una especie de timidez y rechazo a la hora de hablar sobre los elogios que sobre ella recaen, aunque haberlos, haylos. Alba tiene el espíritu tan humilde como amueblada su cabeza y, aunque tira de lo segundo para dar una respuesta que, aunque pueda parecer programada, realmente sonó a muy sincera, era palpable cierta vergüenza que también empezaba a manifestarse en mí por la posible inconveniencia de la pregunta a estas alturas. Para cerrar la entrevista, aunque quizá redundado parcialmente en en lo anterior, tiro de guión.

 

P: Un entrenador tuyo en Siglo XXI dijo una vez que se te entrenaba no para ser la mejor cadete ni la mejor junior, sino para ser la mejor senior. ¿Crees que todo ese trabajo en tiempos de formación se está mostrando ahora?

R: Sí, yo creo que es eso, que una vez que has pasado de cadete ya no puedes vivir con lo que eras en cadete, porque todo el mundo evoluciona, todo el mundo va para delante y no te puedes quedar con lo que has hecho. Tienes que dar ese paso hacia delante y seguir. Y después en junior todo es diferente, el juego es diferente y tienes que ir evolucionando con ello y no puedes pensar. Nosotras en junior tuvimos que trabajar el doble, nos costó el doble porque todas las jugadoras siguen su trabajo y su evolución. Yo creo eso, que hay que ir día a día, paso a paso.

 

Y hasta aquí todo. Agradecimientos a la protagonista por su habitual paciencia y buen trato. Los hago extensivos a Naia, nuevamente, y también a los amigos de LOKOS, tanto los que dirigen como los que leen.


ÁLVARO LLORENTE

LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO

© 2005-2015 www.lokosxelbaloncestofemenino.com.
Todos los derechos reservados.